El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el martes que el presidente Donald Trump desea aplicar un recorte de 7,6% en el impuesto a los salarios (Payroll Tax), para ayudar a las familias tras el impacto ocasionado por la pandemia del coronavirus.

El Presidente Trump ha implementado múltiples reformas económicas junto a la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro antes y durante la pandemia del nuevo coronavirus en Estados Unidos, que han logrado reducir el fuerte efecto negativo.

Te puede interesar

Los niveles de desempleo en el país que superan el 14.7% tras las medidas de confinamiento para frenar la propagación del COVID-19 ha impactado a todos los sectores económicos en EEUU, unido a las consecuencias a escala internacional.

En medio de una reapertura gradual de la economía cuando aún las cifras de muertes y contagios no descienden lo esperado en muchos estados, miles de pequeños y medianos negocios en todo el país no han podido reabrir tras el demoledor golpe.

Grandes compañías como Carnival, JC Penney, Uber y otras anunciaron miles de despidos debido a casi dos meses de parálisis. Uber ha dejado ya cesantes a más de 6.000 trabajadores, mientras que JC Penney anunció el cierre de más de 190 tiendas. Carnival, por su parte, también enviará a cientos de empleados a sus casas.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo recientemente en una entrevista que espera que más de la mitad de los empleos se recuperen a medida que la economía avance en la reapertura, un factor que favorece a "un repunte en los próximos meses"

"Sé que el Presidente quiere que esas personas que sí regresarán a sus trabajos obtengan un recorte de 7,6% en su impuesto a la nómina, a fin de que el dinero que reciban tras el pago de impuestos sea mayor", dijo Kudlow en una entrevista con la cadena Fox Business.

Kudlow explicó que esos pasos incluirían "una exención de impuestos sobre la nómina, una exclusión de ganancias de capital durante varios años y una deducción de impuestos por gastos comerciales en restaurantes".

"Vamos a ver los números y a evaluar lo que creemos que es necesario y no necesario", aseguró.

Casi todos los 50 estados del territorio estadounidense han permitido que algunas empresas retomen su actividad y que los residentes se muevan más libremente, luego del descenso de las cifras de contagios y muertes por el coronavirus en la nación.

A pesar de los casi 3 billones de dólares en ayudas aprobadas por ambas Cámaras y firmadas e impulsadas por la administración, más de 33 millones de personas llegaron a estar sin empleo en las últimas semanas, una cifra que se espera baje tras la reapertura gradual en casi todos los estados. Sin embargo, analistas estiman que el daño de la pandemia solo se compara al sufrido durante la Gran Depresión de 1929.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas