domingo 29  de  enero 2023
TECNOLOGÍA MILITAR

EEUU presenta su nuevo bombardero furtivo, el B-21 Raider

El nuevo B-21 Raider, un bombardero furtivo de alta tecnología capaz de transportar armas nucleares y convencionales, y diseñado para volar sin tripulación

WASHINGTON — El nuevo bombardero nuclear furtivo de Estados Unidos se presenta en público después de años de desarrollo en secreto y como parte de la respuesta del Pentágono a la creciente preocupación por un futuro conflicto con China.

El nuevo B-21 Raider, un bombardero furtivo de alta tecnología capaz de transportar armas nucleares y convencionales, y diseñado para volar sin tripulación.

El B-21, que podría llegar a costar 700 millones de dólares por unidad y es el primer bombardero estadounidense en las últimas tres décadas, remplazará gradualmente a los B-1 y B-2, cuyo primeros vuelos datan de la Guerra fría.

"El B-21 será la columna vertebral de nuestra futura fuerza de bombarderos. Tendrá el alcance, el acceso y la carga explosiva para incursionar en las zonas más conflictivas", dijo la portavoz de la Fuerza Aérea estadounidense Ann Stefanek.

El primer vuelo de un B-21 se prevé para el año próximo y la Fuerza Aérea espera comprar al menos 100 aparatos, dijo Stefanek.

El fabricante Northrop Grumman dijo que seis de los aviones están actualmente en fase de ensamblaje y pruebas en sus instalaciones de Palmdale, California, donde será la presentación.

El bombardero es parte de los esfuerzos del Pentágono para modernizar las tres ramas de su tríada nuclear, que incluye misiles balísticos nucleares lanzados desde silos y ojivas lanzadas desde submarinos, a medida que cambia de desafíos, de las campañas antiterroristas de las últimas décadas a la rápida modernización militar de China.

China está en camino de tener 1.500 armas nucleares para 2035, y sus logros en hipersónicos, guerra cibernética, capacidades espaciales y otras áreas presentan “el desafío sistémico más importante para la seguridad nacional de Estados Unidos y el sistema internacional libre y abierto”, informó esta semana el Pentágono en su reporte anual sobre China.

“Necesitábamos un nuevo bombardero para el siglo XXI que nos permitiera enfrentar amenazas mucho más complicadas, como las amenazas que tememos enfrentar algún día de China o Rusia”, declaró Deborah Lee James, secretaria de la Fuerza Aérea cuando el contrato del Raider se anunció en 2015. “El B-21 tiene más capacidad de supervivencia y puede enfrentarse a estas amenazas mucho más difíciles”.

Aunque el Raider puede parecerse por fuera al B-2, por dentro las similitudes desaparecen, aseguró Kathy Warden, directora ejecutiva de Northrop Grumman Corp., que construye el Raider.

“La forma en que opera internamente es extremadamente avanzada en comparación con el B-2, porque la tecnología ha evolucionado tanto en términos de la capacidad informática que ahora podemos incorporar en el software del B-21”, añadió Warden.

Embed

Muchas especificidades del aparato no fueron reveladas pero debería ofrecer avances significativos frente a los bombarderos de la actual flota estadounidense.

Entre las nuevas capacidades, el B-21 tiene el potencial de hacer vuelos no tripulados. Está "provisto para esa posibilidad, pero no se ha decidido volar sin tripulación", dijo Stefanek.

El avión es de "arquitectura abierta" lo que significa que puede ser actualizado más rápida y fácilmente.

El B-21 está "diseñado para evolucionar", dijo Amy Nelson, del centro de estudios Brookings Institution.

"La 'arquitectura abierta' permite la futura incorporación de mejor software (incluso para la autonomía) de manera que la aeronave no se torne obsoleta rápidamente", dijo.

"El B-21 es más sofisticado que sus predecesores. Es verdaderamente moderno. No solo tiene doble capacidad (a diferencia del B-2), lo que implica que puede lanzar misiles nucleares o de armas convencionales, sino que también puede disparar misiles de corto y largo alcance", añadió Nelson.

Como los aviones de combate F-22 y F-35, el B-21 contará con tecnología furtiva, lo que dificulta que los adversarios lo detecten.

La tecnología furtiva ha existido desde hace décadas, pero Northrop dijo que el B-21 dispondrá de la última generación.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar