WASHINGTON.- La tasa de desempleo entre hispanos en EEUU creció del 4,4% en diciembre al 4,9 en enero, un mes en el que se crearon 304.000 nuevos empleos en todo el país.

La subida de la tasa de desempleo entre hispanos fue algo mayor que la nacional, que pasó de 3,9 a 4%, lo que, pese al incremento del dato, representó en su conjunto una nueva muestra de la fortaleza de la economía nacional.

Te puede interesar

Los datos de creación de empleo divulgados este viernes por el Gobierno prácticamente doblaron las expectativas de los analistas que habían pronosticado la generación de 172.000 nuevos puestos de trabajo.

El salario medio, por su lado, subió en enero en 0,03 dólares la hora, hasta los 27,56 dólares, en el marco de la tendencia sostenida.

En los últimos 12 meses, los salarios se han incrementado en un 3,2%, levemente por debajo del acumulado del mes pasado, que registró un alza del 3,3%.

Por su parte, la tasa de participación en la fuerza laboral, es decir, la proporción de ciudadanos que se encuentran empleados o buscando empleo, subió de 63,1% en diciembre al actual 63,2%.

Este ha sido el mes número 100 en el que el empleo crece de manera consecutiva, la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de que se tiene constancia.

El dato tiene una lectura aún más positiva dado a que se produjo tras el cierre parcial del Gobierno federal que se produjo entre diciembre y enero, y que se prolongó más de un mes, en un momento en que comienzan a percibirse señales de ralentización en otros indicadores.

"Desde luego, la economía se ha frenado, y eso aparecerá sin duda en otros datos que saldrán próximamente. Pero el mercado laboral sigue siendo un área brillante", dijo Jim Baird, jefe de inversión de Plante Moran Financial Advisors, en una nota a clientes.

Baird destacó que "los empresarios siguen contratando a un ritmo fuerte" y "eso son buenas noticias para el sector de consumo, y en último término también para la economía".

El informe de desempleo culmina una semana económica en la que la Reserva Federal (FED) sostuvo su primera reunión sobre política monetaria del año, en la que indicó que había tocado el botón de pausa en la gradual subida de tipos de interés, que se mantienen entre el 2,25% y el 2,50%.

"A la luz de los acontecimientos económicos y financieros globales y las contenidas presiones inflacionarias, el comité será paciente a medida que determina los futuros ajustes en el rango de los tipos de interés que puedan ser apropiados", subrayó el comunicado de la FED al término de su reunión de dos días.

A continuación, el presidente del banco central, Jerome Powell, remarcó que "el argumento para seguir con el ajuste monetario se ha debilitado".

"El sentido común nos recomienda paciencia", dijo en rueda de prensa tras el encuentro.

Powell rechazó que haya indicios de recesión en el horizonte y reiteró que el país se encuentra en "buena forma económica".

El presidente de la FED sí reconoció, no obstante, que existen "contracorrientes", como consecuencia de la debilidad global y la incertidumbre política en el país, con las que se va a tener "que convivir por un tiempo".

Tras conocerse el informe de desempleo, Wall Street abrió este viernes en terreno mixto y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía a media mañana un 0,47%.

A mediados de febrero, se conocerá la primera estimación de evolución del Producto Interno Bruto (PIB) en el último trimestre del año pasado y el acumulado de 2018.

Las últimas proyecciones de al FED sitúan la tasa de crecimiento para 2018 en el 3%, y una posterior ralentización en 2019 al 2,3%.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas