PARÍS El estilo de vida francés resurgirá en gran medida la próxima semana, cuando se retiren la mayoría de las restricciones implementadas por el coronavirus en momentos en los que el país se prepara para la temporada de vacaciones de verano en plena pandemia.

Durante un discurso el jueves, el primer ministro Edouard Philippe prometió que la “libertad, por fin, volverá a ser la norma”.

Te puede interesar

Francia es uno de los países más afectados por el coronavirus e implementó un estricto confinamiento por dos meses antes de empezar a reducir las restricciones el 11 de mayo. Las autoridades han reportado por lo menos 28.596 muertes relacionadas con el COVID-19.

A partir del 2 de junio, los restaurantes y cafeterías tendrán permitido reabrir sus puertas, así como los monumentos y museos, salas de concierto y teatros, playas, sitios para acampar, gimnasios y albercas públicas.

Sin embargo, hay una excepción notable para la región de París, la zona más afectada del país, donde muchas instalaciones tendrán que esperar hasta el 22 de junio para reanudar sus actividades.

Philippe dijo que los franceses están ansiosos de que los cafés y restaurantes vuelvan a la actividad, apuntando que “son parte de nuestro estilo de vida”.

Los restaurantes permitirán máximo 10 personas por mesa, las cuales estarán separadas por lo menos 1 metro (3 pies). Los comensales deberán portar mascarillas cuando caminen por el restaurante y el personal tendrá que usarlas en todo momento.

En la región de París, sólo se permitirá el servicio al aire libre.

Los cines no reabrirán antes del 22 de junio.

Y con la temporada de vacaciones de verano a la vista, los franceses tendrán permitido viajar libremente por todo el país, en lugar de limitarse a los actuales 100 kilómetros (60 millas) a la redonda de su hogar.

“Pueden desplazarse, pueden ir a sus vacaciones anuales, pero probablemente sea más razonable postergar un largo viaje si es posible”, comentó Philippe.

Francia pretende reabrir sus fronteras con otras naciones europeas el 15 de junio, añadió.

El primer ministro defendió la reducción gradual de las medidas de confinamiento, señalando que la estrategia estaba dirigida a evitar una segunda ola de infecciones.

“El virus sigue presente”, pero “bajo control en esta etapa”, añadió.

Sin embargo, “nuestro mayor adversario son las reuniones grandes”, alertó.

Las reuniones públicas con más de 10 personas siguen prohibidas, los deportes de contacto no están permitidos y los clubes nocturnos permanecerán cerrados.

El trabajo desde casa sigue estando recomendado cuando sea posible.

El ministro de Educación Jean-Michel Blanquer dijo que las escuelas reabrirán de manera más amplia la próxima semana, y las clases estarán limitadas a 15 estudiantes. Las preparatorias, que seguían cerradas, reabrirán la próxima semana.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas