REDACCION DLA / DPA

El tren que descarriló el martes cerca de Filadelfia iba a más de 160 kilómetros por hora, el doble de la velocidad permitida en ese tramo, informaron las autoridades estadounidenses de transporte, después de que se confirmara que el accidente dejó siete muertos y al menos 200 heridos.

LEA TAMBIÉN: Hallan caja negra de tren accidentado en Filadelfia

A través de la cuenta Twitter de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) estadounidense, se confirmó que los datos preliminares de la investigación indican que el maquinista iba al doble de la velocidad:

Las autoridades concentran ahora su atención en la información que suministre las grabaciones realizadas por los equipos instalados en el tren.

Robert Sumwalt, miembro de la NTSB, indicó asimismo que en ese tramo la vía no cuenta con un sistema automático de frenado que sirve para que los trenes reduzcan su velocidad.

"Lo hemos pedido durante muchos años", señaló en una conferencia de prensa. "Creemos que si el sistema hubiera estado instalado en esa vía el accidente no habría ocurrido", apuntó.

Regulaciones

Una ley de 2008 establece que el sistema, que sirve para impedir accidentes, debe estar instalado para fines de 2015 en todas las vías de transporte de pasajeros de transporte de cercanías y regional en Estados Unidos.

El tren, de la empresa Amtrak, descarriló cuando se dirigía de Washington a Nueva York poco después de las 23:00 horas (03:00 GMT) del martes. La locomotora y siete vagones se salieron de las vías. En el tren viajaban unos 243 pasajeros y cinco empleados ferroviarios, indicó Amtrak.

Este miércoles confirmó que el accidente dejó siete muertos y más de 200 heridos, después de que un paciente falleciera en la madrugada por las heridas sufridas. Decenas de personas seguían hospitalizadas, mientras que otras tantas fueron dadas de alta con heridas de menor entidad.

Los investigadores de la NTSB analizarán la zona durante una semana para determinar por qué el tren ingresó a la curva en la que se accidentó a una velocidad tan alta.

Sumwalt explicó que el conductor del tren aún debe procesar la experiencia traumática vivida y por eso no fue interrogado.

El alcalde Michael Nutter, que habló en una conferencia de prensa convocada de urgencia durante la noche, aseguró que la escena del accidente era de "un desastre absoluto". "Es sorprendente que hayan sobrevivido tantas personas (..) No viví algo semejante en los últimos tiempos", manifestó.

La televisión estadounidense mostró imágenes de los equipos de rescate sacando a personas de los vagones descarrilados.

Sumatoria de accidentes

Este descarrilamiento se registró en una curva en las afueras de Filadelfia, cerca del lugar donde se produjo uno de los accidentes más graves de tren en la historia de Estados Unidos, cuando en 1943 murieron 79 personas.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que tanto él como la primera dama Michelle Obama se encontraban "conmocionados y profundamente entristecidos" por el descarrilamiento de este martes.

El accidente es una "tragedia que nos afecta a todos", manifestó Obama, a la vez que le aseguró a Nutter el respaldo de las autoridades federales para esclarecer las causas.

El accidente desencadenó además una nueva discusión sobre la condición de la red de vías en Estados Unidos. Se trata del noveno accidente de un tren Amtrak este año. Sin embargo, la mayoría tuvo lugar durante colisiones con vehículos en pasos a nivel.

El corredor de la costa este entre Washington y Boston, con las estaciones Filadelfia y Nueva York, es el trayecto ferroviario más transitado de Estados Unidos. Según CNN, por allí se trasladan a diario más del triple de pasajeros que por vía aérea.

El conductor no se acuerda

El maquinista que conducía el tren accidentado este miércoles cerca de la ciudad estadounidense de Filadelfia dijo no recordar "absolutamente nada del episodio, ni nada inusual", declaró hoy su abogado, Robert Goggin, que destacó que su cliente no se explica cómo sucedió el accidente.

El maquinista de 32 años, que iba al frente del tren que en el momento del accidente viajaba a más de 160 kilómetros por hora al accidentarse, el doble de la velocidad permitida en ese tramo, dijo no recordar tampoco haber activado el freno de emergencia.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) había dicho por su parte que el freno sí había sido activado, pero la investigación del caso aún está en curso, sin que se haya determinado todavía si el accidente fue motivado por problemas técnicos o fallas humanas.

Fotos+Vídeos

La NTBS publicó a través de su sitio Flickr una serie de imágenes y en su cuenta Youtube un vídeo que dan cuenta de los trabajos de investigación en el lugar del accidente.

 

 

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Ha visto afectado su presupuesto por el aumento de la gasolina en el sur de Florida?

Las Más Leídas