viernes 12  de  julio 2024
Juicio

Hunter Biden, el hijo problemático y tormento político del presidente de EEUU

Tras el veredicto, el mandatario que busca la reelección presidencial, volvió a asegurar que "respetará" las decisiones y el curso de la justicia y que no le otorgará indulto presidencial a Hunter

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

WASHINGTON — Pese a sus problemas con la justicia, un pasado turbulento por adicciones y cuestionados negocios en el exterior investigados por la oposición republicana, el presidente Joe Biden reafirmó que estará "siempre ahí" junto a Hunter, su hijo hallado culpable este martes de posesión ilegal de un arma de fuego.

El único hijo vivo de Biden, fue declarado culpable el martes de mentir en la compra de un arma de fuego en 2018, cuando firmó un documento asegurando que no consumía drogas prohibidas.

La acusación recalcaba que Hunter, de 54 años, "sabía que él era consumidor de crack o (que era) dependiente". Sin testificar, se declaró inocente. Su abogado aseguró a los jurados que "ya no consumía drogas" en el momento de comprar el arma.

Por su parte, Joe Biden, que aspira a la reelección en noviembre, nunca se expresó en detalle sobre los enredos judiciales de su hijo y siempre le ha manifestado su respaldo y amor paterno.

Tras el veredicto, el mandatario que busca la reelección presidencial, volvió a asegurar que "respetará" las decisiones y el curso de la justicia y que no le otorgará indulto presidencial a Hunter.

"Jill (Biden, la Primera Dama) y yo mismo estaremos siempre ahí para Hunter (...). Eso no cambiará jamás", reafirmó Biden y repitió que "amaba" a su hijo y que estaba "orgulloso" de él.

"Soy el presidente, pero también soy padre", dijo Biden en un comunicado. "Muchas familias en las cuales alguno de sus miembros lucha contra las adicciones pueden entender el orgullo que se siente al ver a alguien a quien se ama salir de ellas y ser fuerte y resiliente en la recuperación".

Hay quienes ven a Hunter como la oveja negra de la familia, pero su padre nunca le ha dado la espalda.

"Mi hijo no ha hecho nada malo. Confío en él. Tengo fe en él", dijo Joe Biden recientemente cuando los congresistas republicanos abrieron una nueva investigación.

Hunter se le ve con frecuencia al lado de su padre y realiza viajes con él al exterior.

Hunter también es investigado en el Congreso por el Partido Republicano, por su pasado como hombre de negocios.

Es por esos asuntos que el presidente conservador de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ordenó a su despacho lanzar una investigación para intentar destituir al presidente.

Hunter también deberá presentarse en California en septiembre por fraude fiscal en un caso que centra la atención de medios conservadores en momentos en que su padre busca poner el foco sobre su rival, Donald Trump, primer expresidente de Estados Unidos condenado en lo penal.

A la sombra del hermano mayor

Joe Biden habla poco en público de su hijo, pero evoca a menudo la memoria del primogénito Beau, que según el mandatario también hubiese llegado a ser presidente de Estados Unidos si no hubiese muerto en 2015 de un cáncer cerebral.

La vida de Hunter parece como la antítesis de la de su hermano, con quien tenía una estrecha relación, forjada tras ser ambos víctimas en 1972 de un grave accidente de automóvil que costó la vida a su madre, la primera esposa de Joe Biden, y a la hermana menor de los dos varones.

Así como Beau parecía destinado a una carrera política nacional, la de Hunter fue poco destacada, como abogado y hombre de negocios. Su hermano peleó como soldado en la guerra en Irak, mientras que el menor fue expulsado de la Marina en 2014 por consumo de cocaína.

En su libro autobiográfico "Cosas bonitas" (2021), Hunter Biden relata sus borracheras con vodka y vagancias nocturnas suburbanas a la búsqueda de droga, tentativas fracasadas de desintoxicación o efímeros amoríos con la viuda de su hermano.

Sobre su padre, escribió: "Jamás me abandonó, nunca me ignoró ni me juzgó". "Por momentos, su perseverancia hasta me exasperaba".

"Habla Papá. Te llamo para decirte que te quiero. Te quiero como nada en el mundo, muchacho. Tienes que hacerte tratar". Según el canal Fox News, ése fue un mensaje de voz que dejó Joe Biden a su hijo en 2018.

En mayo de 2023, en una entrevista con la cadena MSNBC, el presidente norteamericano declaró: "Tengo confianza en él. Tengo fe en él, y estoy orgulloso de él".

Desde principios de año, Biden ha dado incluso más visibilidad mediática a su hijo. Hunter estuvo omnipresente durante una visita oficial del presidente a Irlanda en abril y se le vio también vestido de gala entre los invitados a una cena de Estado para agasajar al primer ministro indio.

Ucrania

Los republicanos acusan a Hunter Biden de haber usado la influencia de su padre, entonces vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), en beneficio de sus negocios en el exterior, especialmente en Ucrania.

"Jamás hice nada contrario a la ética", afirmó Hunter Biden. Antes de agregar: "No lo volvería a hacer".

¿Extorsión y tráfico de influencias?

Hunter Biden es investigado por presunto tráfico de influencias y de utilizar el cargo de su padre para promover sus negocios que le dejaron millonarias ganancias.

Sobre el tema, el presidente del comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, James Comer, escribió en su cuenta de Twitter, que durante su testimonio Devon Archer confirmó que Joe Biden era "la marca" que su hijo vendía en todo el mundo para enriquecer a la familia Biden. “¿Qué vendían los Biden? Nada más que acceso e influencias a los más altos niveles de gobierno”, afirmó y dijo que el presidente Biden necesita ser honesto. ¿Qué más está escondiendo?”, cuestionó.

Tras ser designado Biden encargado de la política entre Estados Unidos y Ucrania, un par de semanas más tarde, su hijo Hunter se integró a la junta directiva de Burisma. Ese hecho, el posible fraude fiscal, la corrupción en la obtención de permisos para la producción de gas, y el posible envío de dinero a Estados Unidos fueron motivo de investigación de los organismos anticorrupción de Ucrania.

De acuerdo con reportes periodísticos, Hunter Biden sería blanco de las investigaciones por la Fiscalía en Ucrania, y en el momento que preparaban la solicitud para interrogarlo por el envío de 3,000,000 de dólares a Estados Unidos, el entonces vicepresidente Biden, viajó a Kiev y obligó al presidente ucraniano en ese momento Petró Poroshenko, a despedir al fiscal general Viktor Shokin, a cargo de la investigación, de no suceder así, no desembolsaría un préstamo por 1.000 millones de dólares que Ucrania necesitaba en ese momento para mantener la solvencia económica.

Sobre el despido del fiscal, el propio Biden habló en 2016, pero dándole una motivación diferente a su decisión, de acuerdo con un video grabado durante un evento del Consejo de Relaciones Exteriores en 2016.

“Recuerdo haber estado convenciendo a nuestro equipo de que deberíamos estar proporcionando garantías de préstamos, y fui… supongo que la vez número 12 o 13 a Kiev, para anunciar que había otros miles de millones de préstamos. Recibí una promesa de (Petró) Poroshenko (presidente de Ucrania) y (Arseni) Yatsenyuk (primer ministro de Ucrania en ese momento) de que tomarían medidas contra el fiscal general, pero no lo hicieron. Y les dije que no les daremos 1.000 millones de dólares. Ellos respondieron: "No tienes autoridad, no eres el presidente, el presidente lo ha prometido". Les respondí: “Llámalo. Te dije que no recibirás 1.000 millones de dólares". Les dije que me iba en 6 horas, y que, si para ese momento no despedían al fiscal, no recibirían el dinero. Y bueno, hijo de puta, lo despidieron", contó Biden sobre ese hecho, en un testimonio recogido en video.

El relato del mandatario provocó risas entre los asistentes.

Libre de adicciones

Hoy asegura estar libre de adicciones. Vuelto a casar y padre de un pequeño llamado Beau, igual que su hermano fallecido, se dedica a la pintura.

Pero el pasado vuelve cada tanto a atormentarlo, y con él, también a su padre en momentos que busca permanecer en la Casa Blanca.

Recientemente, el presidente demócrata admitió que no tenía seis sino siete nietos, al reconocer la existencia de una pequeña, fruto de una relación de Hunter Biden que desconocía hasta hace poco.

La oposición republicana denunció de inmediato el contraste entre el silencio de Joe Biden acerca de la pequeña Navy y la imagen pública de patriarca afectuoso que vende el mandatario ante el público.

Aventura amorosa con su cuñada

Vivió una aventura sentimental con su cuñada, la viuda de Beau, tuvo a una hija con una mujer de Arkansas que lo demandó para que pagara la manutención y finalmente sufrió el escarnio de ver publicados los correos electrónicos y fotos comprometedoras de su ordenador portátil que lo exhiben desnudo, con mujeres y consumiendo drogas.

El Departamento de Justicia lo investigó por los millones de dólares que ganó con sus inversiones en el extranjero.

Pero Joe Biden siempre ha salido en defensa de su hijo, como durante la carrera presidencial de 2020, cuando Trump sacó a relucir el uso de drogas y los turbios negocios de Hunter durante un debate.

"Mi hijo, como mucha gente (...) tenía un problema con las drogas", dijo el presidente en la televisión.

"Lo superó, lo arregló, trabajó en ello. Y estoy orgulloso de él. Estoy orgulloso de mi hijo", aseguró.

Hunter se enfrenta a un segundo juicio, por evasión fiscal en septiembre.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar