sábado 6  de  julio 2024
DESASTRE

Huracán Beryl pasa por Jamaica tras dejar al menos 7 muertos en el sureste del Caribe

Se prevé que Beryl se debilitará ligeramente en los próximos días, pero seguirá teniendo fuerza de huracán de categoría 3

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

KINGSTON — El huracán Beryl estaba pasando el miércoles por Jamaica, trayendo fuertes vientos y lluvias luego de que la poderosa tormenta de categoría 4 dejó al menos siete muertos e importantes daños en el sureste del Caribe.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) dijo que la pared del ojo de Beryl estaba “rozando la costa sur de Jamaica”.

La lluvia y los fuertes vientos azotaron la isla durante horas, mientras los residentes hacían caso al llamamiento de las autoridades de refugiarse hasta que pase la tormenta. Gran parte de la capital se quedó sin electricidad.

El primer ministro Andrew Holness dijo el miércoles por la tarde que cerca de 500 personas se encontraban en refugios.

“Estamos haciendo hincapié en garantizar que estén cómodos y bien atendidos”, afirmó en una publicación en las redes sociales.

Previo a la llegada de Beryl en Kingston, la gente había tapiado las ventanas, los pescadores sacaron sus botes del agua y los trabajadores desmontaban los anuncios publicitarios de las carreteras para protegerlos de los potentes vientos que se pronosticaban.

Pauline Lynch, residente de Kingston, dijo que almacenó alimentos y agua en previsión a la llegada de la tormenta. Mientras el viento se combinaba con una lluvia ligera, Lynch comentó: “No tengo control sobre lo que viene, así que solamente tengo que rezar para que toda la gente de Jamaica esté a salvo y no suframos muertes ni pérdidas”.

Al mediodía ya se escuchaba el ulular del viento en la capital, que convertía el mar en agitadas crestas mientras el ojo de Beryl rozaba la costa sur de la isla.

Jon Porter, meteorólogo en jefe de AccuWeather, declaró que “estamos muy preocupados por la gran variedad de efectos que amenazan la vida en Jamaica”, como marejadas, vientos huracanados e inundaciones repentinas.

"Amenaza"

Porter señaló que Beryl era “la amenaza por huracán más fuerte y peligrosa a la que Jamaica se ha enfrentado, probablemente en décadas".

Una alerta de huracán estaba en vigor para Jamaica y las islas Gran Caimán, Pequeña Caimán y Caimán Brac. Se prevé que Beryl se debilitará ligeramente en los próximos días, pero seguirá teniendo fuerza de huracán de categoría 3 o mayor a su paso cerca de las Islas Caimán el jueves y de la península del Yucatán, en México, el viernes, según el NHC.

Jamaica estaba bajo estado de emergencia y la isla fue declarada zona de desastre horas antes del impacto del huracán Beryl.

Holness dijo que la declaratoria seguirá vigente por los próximos siete días. También anunció un toque de queda para toda la isla entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde del miércoles.

Las fuerzas de seguridad “estarán totalmente movilizadas para mantener el orden público y asistir con medidas de alivio. Las fuerzas de seguridad han desarrollado planes estratégicos para enfrentar cualquier potencial amenaza de saqueos u otros crímenes oportunistas tan pronto como pase el huracán”, advirtió Holness.

Evacuación

Había una orden de evacuación en vigor para comunidades en Jamaica vulnerables a inundaciones y deslizamientos. Holness exhortó a los jamaiquinos a irse de las zonas bajas.

También había un aviso de huracán en la costa sur de Haití y en la costa oriental de Yucatán. Belice emitió un aviso de tormenta tropical desde su frontera con México hasta la Ciudad de Belice.

El lunes por la noche, Beryl se convirtió en la tormenta de categoría 5 más temprana en la historia de la temporada de huracanes del Atlántico, y en su punto máximo alcanzó vientos de 270 km/h (165 mph) el martes para después debilitarse a una tormenta de categoría 4.

El miércoles por la tarde, el centro de la tormenta estaba a unos 100 kilómetros (65 millas) al oeste-suroeste de Kingston. Tenía vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora (140 millas por hora) y se movía en dirección oeste-noroeste a 31 km/h (20 mph).

Los pronósticos indicaban que la costa sur de Jamaica, donde se encuentra Kingston, se llevará la peor parte de Beryl, ya que el nivel de agua costera se elevará entre 1,8 y 2,7 metros (6 y 9 pies) por encima de los niveles normales de marea en algunas zonas.

Existe la amenaza de que las fuertes lluvias, que se prevé arrojen entre 10 y 20 centímetros (4 y 8 pulgadas) de agua y hasta 30 centímetros (1 pie) en zonas aisladas, provoquen inundaciones repentinas y aludes en la montañosa isla, señaló Brennan.

La costa caribeña de México se estaba preparando para Beryl el miércoles. El gobierno emitió una advertencia de huracán para la costa de la Península de Yucatán, desde Puerto Costa Maya hasta Cancún.

La coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, dijo que se pronostica que Beryl toque tierra dos veces en el territorio mexicano. Comentó que se pronostica que el huracán toque tierra entre el jueves por la noche y el viernes temprano a lo largo de un tramo relativamente despoblado de la costa caribeña entre Tulum y Felipe Carrillo Puerto. Debido a que la costa está compuesta en gran parte por lagunas y manglares, hay pocos complejos turísticos u hoteles en el área al sur de Tulum.

"Tormenta tropical"

De acuerdo con los pronósticos, el huracán se debilitará hasta convertirse en tormenta tropical a medida que cruce la península de Yucatán y resurgirá el fin de semana con fuerza de tormenta en el Golfo de México. Velázquez dijo que se prevé que Beryl toque territorio mexicano por segunda vez en los estados de Veracruz o Tamaulipas, en la costa del Golfo de México, cerca de la frontera con Texas.

Mientras Beryl continuaba su avance por el mar Caribe, los equipos de rescate trataban de determinar el alcance de los daños que causó al tocar tierra en Carriacou, una isla de Granada.

Las autoridades reportaron tres muertes en Granada y Carriacou y otra en San Vicente y las Granadinas. Además, se registraron tres decesos en el norte de Venezuela, donde había cuatro desaparecidos, según funcionarios. Alrededor de 25.000 personas se vieron afectadas en esa zona por las intensas lluvias que descargó Beryl.

Una de las muertes en Granada se produjo por la caída de un árbol sobre una casa, dijo a The Associated Press Kerryne James, ministra de Medio Ambiente. Las cercanas islas de Carriacou y Petit Martinique sufrieron los mayores daños, y decenas de casas y negocios fueron arrasados en Carriacou, agregó.

El primer ministro de Granada, Dickon Mitchell, dijo el martes que no había electricidad, las carreteras estaban intransitables y la posibilidad de más muertos “sigue siendo una sombría realidad”.

Por su parte, su homólogo en San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, prometió reconstruir el archipiélago. Señaló que el 90% de las viviendas de la isla de la Unión quedaron destruidas.

El último huracán de categoría 3 o mayor que azotó el sureste del Caribe fue Iván, hace 20 años, que causó decenas de muertes en Granada.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar