LOS ÁNGELES — Las autoridades ordenaron el lunes la evacuación de 60.000 residentes del sur de California debido a un voraz incendio forestal, mientras los vientos obligaron a interrumpir el servicio de electricidad a cientos de miles de habitantes.

El incendio estalló al amanecer en el condado Orange en el sur de Los Ángeles y rápidamente creció a 809 hectáreas (2.000 acres). Los fuertes vientos avivaron llamas en los agrestes desfiladeros de Silverado Canyon y hacia las viviendas en Irvine, donde viven unas 280.000 personas.

Te puede interesar

Kelsey Brewer y tres compañeras de habitación decidieron abandonar la vivienda antes de que las autoridades emitieran su orden de evacuación. Pero estaban indecisas sobre a dónde ir, debido a la pandemia del coronavirus. Al final se decidieron por la vivienda de la madre de una de ellas, que tiene una casa grande y vive sola.

“Estuvimos discutiendo de eso esta mañana”, relató Brewer, añadiendo que se siente afortunada de tener un lugar a donde ir. “Sabemos que mucha gente está en problemas graves porque no hay muchos lugares donde uno puede estar a salvo”.

No se sabía de inmediato la causa de las llamas.

Más de 300.000 viviendas —probablemente un millón de habitantes— se quedaron sin luz en el norte del estado, en momentos en que las autoridades advertían sobre lo que parecían ser los vientos más fuertes vistos en California este año. Unas 5.000 personas se quedaron sin energía eléctrica en el sur de California.

Los bomberos rápidamente pudieron el domingo controlar las conflagraciones en los condados de Sonoma y Shasta en el norte de California.

Al norte de San Francisco, se registraron vientos de 143 kilómetros por hora (89 millas por hora) y vientos sostenidos de 122 km/h (76 mph). En algunos picos de la Sierra Nevada, los vientos alcanzaron 161 km/h (100 mph).

“Es muy probable que la interrupción del servicio eléctrico impidió incendios anoche. Es prácticamente imposible pensar que vientos de esta fuerza no hubieran provocado incendios enormes en el pasado”, estimó en Twitter Daniel Swain, climatólogo de la Universidad de California en Los Ángeles y en el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas