@ruiefe

MIAMI.– La Casa Blanca ha ratificado su política de mantener fuera de las fronteras del país a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, lo cual ha provocado una fuerte reacción popular. Un jueza federal de Nueva York, incluso, ha emitido una orden que congela los arrestos efectuados en los aeropuertos hasta que un tribunal de otra instancia tome una decisión definitiva. Pero el asunto puede terminar en el Tribunal Supremo, estiman activistas y abogados.

“Estados Unidos es un país orgulloso de sus inmigrantes y seguirá mostrando compasión hacia los que escapan de la opresión. Pero lo haremos al tiempo que protegeremos nuestros ciudadanos y la frontera. Estados Unidos siempre ha sido el país de hombres libres y casa de los bravos. Los mantendremos libres y seguros, tal como la prensa lo sabe pero no quiere decir”, afirmó el presidente Donald J. Trump en un comunicado distribuido al final de la tarde de este domingo en un intento de aplacar los ánimos de centenares de miles de manifestantes que se han concentrado mayormente en los aeropuertos de los grandes centro urbanos.

Te puede interesar

El mandatario comparó su decisión de prohibir el ingreso temporal de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana con una medida similar tomada por su antecesor, el presidente Barack Obama. “Mi política es similar a lo que hizo el presidente Obama el 2001 cuando prohibió durante seis meses las visas para los refugiados de Irak. Los siete países referidos en la orden ejecutiva son los mismos países que fueron previamente identificados por la administración Obama como fuentes de terrorismo”, dijo en la nota de un largo párrafo.

“Tengamos las cosas claras, esto no es una prohibición para los musulmanes, como la prensa ha informado erróneamente. Esto no tiene nada que ver con religión, sino con el terrorismo y mantener a nuestro país seguro. Hay más de 40 países en el mundo de mayoría musulmana que no están afectados por esta orden”, aclaró Trump.

Según el Instituto Pew, los países de mayoría musulmana no pasan de dos decenas y media. A ello se agregan otros siete donde los musulmanes son minoría.

En la mañana de domingo, Priebus dijo a la cadena NBC que la orden ejecutiva no afecta a los residentes permanentes sino que, al regresar al país, será sometidos a un escrutinio un poco más riguroso. “El presidente Trump no quiere que se mal interprete eso. Lo que quiere es avanzar rápido y proteger a los estadounidenses”, dijo el jefe de despacho.

Según medios de prensa europeos, las aerolíneas todavía siguen impidiendo el abordaje de pasajeros de los siete países, aún con residencia permanente en Estados Unidos, porque no han recibido instrucciones más precisas.

La Casa Blanca emitió la orden ejecutiva sin dar un periodo de tiempo de adaptación y aclaración de los funcionarios encargados de aplicarla que abarca también a los empleados de las aerolíneas, en el exterior, y los agentes de inmigración en Estados Unidos.

“Ayer (sábado), 325.000 personas de otros países viajaron a Estados Unidos. Solo hay 109 detenidos de los siete países en cuestión”, explicó este domingo el portavoz presidencial, Sean Spicer, a la cadena ABC, al momento que rechazó a posibilidad de haber advertido con antelación la entrada en vigor de la orden ejecutiva. “De ninguna manera podíamos avisar con antelación a modo de evitar que la gente se adelantara e inundara (las fronteras)”, agregó.

“Sí, se puede aumentar el número de países abarcados por la orden ejecutiva, puede abarcar países como Arabia Saudita y Pakistán, países que han estado involucrados en ataques terroristas contra Estados Unidos”, enfatizó a la cadena NBC.

Según el líder de la mayoría demócrata en el senado, Chuck Schumer, el director del Departamento de Seguridad Territorial (DHS, por sus siglas en inglés), John Kelly, le garantizó que los residentes permanentes detenidos en los aeropuertos serán todos liberados, a modo de cumplir con la orden de la jueza federal de Nueva York.

A su vez, el DHS emitió un comunicado aseverando que cumplirá con la decisión de la juez Ann Donnelly. “El departamento acatará cualquier orden judicial”, dice la nota.

Sin embargo, “la orden ejecutiva del presidente se mantiene, los viajes prohibidos seguirán prohibidos y el Gobierno de Estados Unidos mantiene el derecho de revocar las visas a todo momento si lo demanda la seguridad nacional”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas