TIJUANA.- Los migrantes centroamericanos que han llegado a la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana se enfrentan a condiciones cada vez más duras en el albergue provisional dispuesto por las autoridades locales en la unidad deportiva "Benito Juárez".

En el refugio ya no cabe un alma. Los últimos grupos de migrantes que llegaron a Tijuana duermen en el exterior. Hacinados entre las banquetas, juntos, tratan de darse calor corporal porque el frío cala duro en la madrugada.

Daniel, uno de los más de 5.600 migrantes que se encuentran en el albergue, tiene apenas 11 años de edad. Ya recorrió varios miles de kilómetros y estuvo cerca de llegar a los Estados Unidos. "Dany", como le llaman, ya se dio por vencido.

Huyó de su poblado natal harto de la pobreza extrema. Alguien le contó de la "caravana migrante" y se sumó a solas al contingente.

Este lunes, acompañado por oficiales de los Grupos Beta -unidad del Instituto Nacional de Migración especializada en brindar orientación y asistencia a migrantes-, pidió a los encargados del módulo de atención de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que lo pongan en la lista de traslados voluntarios.

Ya está cansado, desnutrido y enfermo. Quiere volver a Honduras.

El albergue en el centro deportivo fue cercado por fuerzas federales mexicanas luego del enfrentamiento del domingo, cuando cientos de centroamericanos rompieron una barrera policial para tratar de ingresar a Estados Unidos, siendo repelidos con gases lacrimógenos de la policía fronteriza estadounidense.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas