jueves 1  de  diciembre 2022
CLIMA

Nuevo incendio forestal descontrolado en el oeste de EEUU

El oeste de los Estados Unidos vive desde hace más de dos décadas una sequía histórica que, según los científicos, está empeorando por el cambio climático

12 de septiembre de 2022 - 16:07

Un nuevo y enorme incendio forestal quedó fuera de control el lunes en Oregon, al oeste de Estados Unidos, obligó a la huida de residentes y amenaza a pueblos enteros y miles de viviendas.

Docenas de incendios activos en California, Idaho, Oregon, Washington y otros estados del oeste, han devorado más de 3.100 kilómetros cuadrados, empeorando la calidad del aire y profundizando los efectos devastadores de una sequía que lleva más de dos décadas y que ha dejado la región reseca.

El incendio Cedar Creek, al este de la ciudad de Eugene, en Oregon, experimentó un crecimiento "extremo" durante el fin de semana y ahora ha consumido 35.100 hectáreas, aproximadamente el doble del tamaño de Washington, la capital estadounidense, con 0% de contención hasta este lunes, según el Grupo Nacional de Coordinación de Incendios Forestales (NWCG, por su sigla en inglés).

Más de 1.200 bomberos y otro personal se ha acercado hasta la zona de montañas escarpadas, gran parte de ellas en tierras forestales nacionales y de difícil acceso.

"Han estado construyendo cortafuegos lejos del borde del fuego activo, a lo largo de caminos y senderos, donde tienen más posibilidades de detener el fuego con éxito", informó NWCG.

Se ordenaron evacuaciones para los condados de Lane y Deschutes, y se cerraron los bosques nacionales de Deschutes y Willamette. Más de 2.000 hogares estaban bajo amenaza, dijeron las autoridades.

El humo denso ha envuelto la región y, según NWCG, "el humo también ha creado una calidad del aire poco saludable para las comunidades al este del incendio, incluido Bend", una ciudad que sirve como puerta de entrada para el turismo al aire libre.

"Hay que salir de aquí lo más rápido que se pueda", dijo Herman Schimmel, quien se mudó a la pequeña ciudad de Westfir recientemente, al periódico The Oregonian.

El oeste de los Estados Unidos vive desde hace más de dos décadas una sequía histórica que, según los científicos, está empeorando por el cambio climático.

Gran parte del campo está reseco, lo que crea las condiciones para incendios forestales rápidos y destructivos.

Un incendio aún mayor ardía en el noroeste de Oregon, en una región más remota. El incendio Double Creek, detectado por primera vez el 30 de agosto, ha consumido 155.000 hectáreas y estaba contenido en un 15%.

Según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos (NIFC), actualmente hay más de 90 incendios en siete estados del oeste: California, Idaho, Montana, Oregon, Utah, Washington y Wyoming.

Se están quemando más de 3.100 kilómetros cuadrados en total, un área más grande que el Parque Nacional Yosemite, informó NIFC el domingo.

El "Mosquito Fire", el incendio más grande actualmente en California, ha arrasado con 46.500 hectáreas en las montañas de Sierra Nevada y varios pequeños pueblos cercanos fueron evacuados.

El sitio web oficial de la Agencia de Bomberos de California dijo que si bien un ligero descenso de la temperatura había frenado un poco el progreso del incendio, los vientos fuertes lo empujaban hacia el norte y el noreste, amenazando a cientos de hogares.

Mientras tanto, los bomberos trabajaban para contener el gran incendio Fairview, al sur de Los Ángeles, que provocó la muerte de dos personas.

En Oregon, Washington e Idaho, además, se emitieron alertas por la calidad del aire debido al humo de los incendios forestales.

FUENTE: AFP Redacción

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar