WASHINGTON — Los demócratas de la Cámara de Representantes están refinando parte de su proceso para juicio político contra el presidente Donald Trump a una sola acusación: soborno.

La presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, dejó de lado el jueves la frase en latín “quid pro quo” que los demócratas han estado usando para describir las acciones de Trump respecto a Ucrania. Ahora que las audiencias del proceso se han tornado públicas, han optado por un término más coloquial que podría ser más fácil de reconocer por el público en general.

Te puede interesar

“Quid pro quo: Soborno”, dijo Pelosi sobre la llamada telefónica del 25 de julio en la que Trump pidió un favor al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy.

Trump asegura que la llamada fue perfecta. Pelosi señaló que “es perfectamente inadecuada” y aseguró, “es soborno”.

La Cámara de Representantes inició el miércoles las audiencias públicas del proceso para destituir al 45to presidente estadounidense, lanzando una batalla política por la opinión pública que pondrá todavía más a prueba a la nación en uno de los momentos más polarizados de la era moderna.

Demócratas y republicanos están radicalizando sus mensajes a los votantes, que se encuentran profundamente atrincherados en dos bandos.

Trump describió el jueves el proceso como una “patraña”, mientras que el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, aseguró que las declaraciones de los testigos son cosas que dicen haber escuchado, y que, a lo más, es información de segunda mano.

El Presidente, quien afirmó no haber visto la audiencia televisada porque estuvo muy ocupado, se puso al corriente el miércoles en la noche en la Casa Blanca y tuiteó el jueves a lo largo del resumen matutino de Fox News.

El Presidente negó rotundamente las más recientes revelaciones. Durante la audiencia del miércoles, un diplomático testificó que otro testigo del Departamento de Estado escuchó a Trump preguntar sobre las investigaciones un día después de su conversación telefónica con Kiev.

“Primera vez que escucho sobre eso”, aseveró Trump al responder una pregunta en la Casa Blanca.

The Associated Press reportó el jueves que un segundo funcionario de la embajada estadounidense también escuchó a alguien haber mencionado la conversación de Trump.

Aunque Trump aplaudió la firmeza de algunos de sus defensores en el Partido Republicano, señaló que muchos legisladores podrían haber hecho más para apoyarlo y exhortó a sus aliados en el Congreso a hacerlo antes de la próxima audiencia, de acuerdo con republicanos que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre conversaciones privadas.

El viernes, los estadounidenses escucharán el testimonio de Marie Yovanovitch, funcionaria de carrera del servicio exterior a quien Trump destituyó este año como embajadora en Ucrania después de lo que un funcionario del Departamento de Estado describió como una “campaña de mentiras” contra ella por parte de Rudy Giuliani, el abogado personal del mandatario.

La parte medular de la investigación dentro del procedimiento de destitución es la llamada telefónica que Trump hizo en julio a Zelenskiy y que atrajo la atención por primera vez cuando un denunciante anónimo del gobierno presentó una queja.

En la conversación, Trump pidió un “favor”, según la Casa Blanca. Trump quería una investigación sobre los demócratas y sobre su potencial oponente en las elecciones de 2020: Joe Biden. Después se reveló que el gobierno estaba reteniendo a Ucrania asistencia militar.

En opinión de Pelosi, lo que la congresista califica de “soborno” derivó de “conceder o retener la asistencia militar a cambio de una declaración pública a una investigación falsa sobre las elecciones”.

FUENTE: Con información de AP

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas