ATLANTAAlgunos agentes de la policía de Atlanta se reportaron enfermos o se rehusaron a responder llamadas el jueves en protesta por la presentación de cargos de homicidio a un policía que baleó a un hombre por la espalda.

El jefe interino de la policía, Rodney Bryant, dijo a The Associated Press en una entrevista que las llamadas por enfermedad comenzaron el miércoles por la noche y siguieron el jueves, pero señaló que el departamento tiene personal suficiente para proteger la ciudad. De momento no está claro cuántos agentes se han ausentado.

Te puede interesar

“Algunos están molestos. Otros tienen miedo. Algunos están confundidos sobre lo que hacemos en este espacio. Algunos podrían sentirse abandonados”, dijo Bryant sobre los agentes. “Pero estamos ahí para asegurarles que seguiremos avanzando y superaremos esto”.

Los fiscales acusaron de homicidio y otros cargos a Garrett Rolfe, un agente blanco de la policía que baleó a Rayshard Brooks luego de que el hombre de raza negra de 27 años agarró una pistola aturdidora y corrió, disparándola contra el agente, dijo Paul Howard, fiscal de distrito del condado Fulton.

De acuerdo con Howard, Brooks no era una amenaza letal en ese momento y que el agente pateó al hombre herido y no le ofreció atención médica por más de dos minutos mientras yacía moribundo. Otro agente, Devin Brosnan, quien de acuerdo con Howard estaba de pie junto al hombro de Brooks mientras éste yacía grave, fue encausado de agresión agravada y violar su juramento.

Rolfe y Brosnan se entregaron a las autoridades el jueves. Los registros de la prisión muestran que Brosnan fue puesto en libertad con una fianza de reconocimiento de 30.000 dólares, lo que significa que sólo debe pagarla si no se presenta ante la corte, mientras que Rolfe está detenido sin derecho a fianza. Rolfe ha sido despedido y Brosnan asignado a labores de oficina.

Jefa de policía renuncia

Menos de 24 horas después del incidente del viernes, la jefa de la policía Erika Shields renunció y Bryant asumió el cargo en forma interina.

Bryant vestía una camisa azul marino el jueves, en lugar de la camisa blanca que suele usar el personal de comando, para mostrar solidaridad con los agentes.

“Este es el uniforme que usan los hombres y mujeres del departamento de policía, y sentí que era importante que entiendan que somos una organización, y que vestiremos como una organización”, señaló.

En las aproximadamente tres semanas que han pasado desde que estallaron las protestas en la capital de Georgia, luego de que George Floyd falleció a manos de la policía en Minnesota, los agentes han trabajado turnos de 12 o más horas y les han gritado, escupido y arrojado cosas, dijo Bryant.

“Llega un momento en que la gente se cansa, reconozco eso, y se agota físicamente”, comentó. “Pero definitivamente lo superaremos, y estoy seguro que veremos que nuestras bajas por enfermedad regresan al promedio habitual".

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas