Embed

MIAMI.- Con gran preocupación y escepticismo fue recibido el anuncio del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) que dijo no permitirá la permanencia de estudiantes extranjeros en el país si las instituciones en donde cursan sus carreras ofrecen las clases en línea, por Internet, debido a la pandemia.

La nueva regla plantea que “los estudiantes que están matriculados en escuelas que planean operar únicamente por Internet este otoño deben salir del país o tomar otras medidas, como transferirse a una escuela con instrucción en persona para mantener su estatus legal”.

Te puede interesar

“Estudiantes con visas de no inmigrantes F-1 y M-1 que estén enrolados en escuelas que operen completamente en forma online no podrán cumplir su carga requerida de clase de esta forma y permanecer en los Estados Unidos”, dijo la agencia gubernamental en un comunicado.

La disposición plantea como alternativa “transferirse a instituciones que dicten clases en forma presencial para mantener su estatus de legalidad”.

Sobre este tema, la abogada de inmigración Martha Arias comentó que uno de los aspectos más preocupantes que se derivan de la medida es el poco tiempo que tienen los estudiantes para “decidir qué van a hacer” para mantenerse legalmente en el país.

En ese sentido, la letrada señaló que las clases comienzan en unos 45 días y un cambio de visa, “como por ejemplo, la de turismo”, o transferirse a otra institución que vaya a dictar sus programas en forma presencial, “es un trámite que puede ser muy demorado en algunos casos”.

Según la legislación vigente, hay dos categorías de visas de no-inmigrante para personas que deseen estudiar en los Estados Unidos. La visa F-1 es para estudios académicos, y la visa M-1 para estudios no-académicos o vocacionales.

A partir de la nueva orden, los estudiantes que no asistan en persona a clases en Estados Unidos corren el riesgo de ser deportados. Por tanto, algunas universidades y colegios están comenzando a tomar decisiones para que sus alumnos puedan acogerse a ‘programas híbridos’, que conjugan la educación presencial y en línea para evitar que tengan que regresar a sus lugares de origen.

En opinión de la abogada Arias, la opción de marcharse del país también es “compleja” desde el punto de vista de la abogada. “Sobre todo porque estamos en esta época de pandemia, donde existen pocas posibilidades de viaje y los recursos económicos también son pocos”.

Por su parte, Juan David Mejía es un joven colombiano que hace tres años realiza una maestría en Administración de Negocios, en Millenia Atlantic University, en la ciudad de Doral.

Para el estudiante, pensar en la posibilidad de “salir de Estados Unidos de un día para otro es muy difícil”, pero su mayor preocupación radica en la posibilidad de asistir a clases y estar expuesto al contagio del virus.

“Si están cerrando restaurantes y otros negocios para evitar la aglomeración, con esta medida lo que están haciendo es obligar a las universidades a que aglomeren a sus estudiantes”, dijo.

Asimismo, la situación de la venezolana María Barraza, quien proyecta terminar su programa de Negocios en el Columbia College, de Salt Lake, en el estado de Utah, la tiene pensando en la posibilidad de matricularse en “algún curso de inglés presencial” para no perder su estatus.

“Me parece que esa medida es un poco drástica, no están siendo justos con los estudiantes internacionales”, dijo la joven, quien acotó que todavía no sabe si la escuela donde adelanta sus estudios abrirá el próximo semestre para impartir clases en línea o en persona.

Barraza cuenta con una visa F-1 que ha ido renovando desde hace seis años. Aseguró que su familia ha invertido “mucho dinero” por sus estudios.

De otro lado, Guillermo Araya, decano de Florida International University, una institución situada en Miami-Dade que tiene 750 estudiantes extranjeros, anunció que ese establecimiento proyecta reabrir sus instalaciones el próximo 31 de octubre de manera presencial.

De acuerdo con el directivo de esa institución, “el regreso se hará guardando la distancia social, los estudiantes tendrán que usar sus máscaras y tomar los cuidados necesarios. Esta es una responsabilidad mutua de la institución como del estudiante”.

Según Araya, ese centro hará énfasis en la “educación social” del estudiante para que cumpla con las regulaciones de las autoridades condales o municipales, y los lineamientos de los CDC (Centros de Control de Enfermedades de EEUU).

De igual forma, dijo, existe un “compromiso” de esa universidad para proveer los elementos y productos sanitarios que permitan “la higiene” tanto de los estudiantes como el personal docente y administrativo del centro educativo.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas