miércoles 28  de  febrero 2024
Verificación de vehículos

Promueven campaña para mantener "Niños seguros en la carretera"

El Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas en ingles) invita a verificar la seguridad "recall" de los vehículos durante la Semana de la Seguridad del Niño Pasajero
Por Lydnel Reyes

En el marco de la Semana de la Seguridad del Niño Pasajero, que se celebra este año en Estados Unidos del 17 al 23 de septiembre, el Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas en ingles) busca crear conciencia sobre la verificación de vehículos, conocido como "recall" para garantizar la seguridad de los niños en las carreteras del país.

Los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de muerte o discapacidad infantil en EEUU. De acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en ingles). Aproximadamente 162,298 niños sufrieron lesiones en accidentes automovilísticos en 2021. La cifra total equivaldría a un promedio de 445 lesiones por día.

La organización líder en la prevención de accidentes indicó en un comunicado que la Semana de la Seguridad del Niño Pasajero es la oportunidad perfecta para que los padres se aseguren de que los niños viajen de manera segura en los vehículos.

Durante esta semana, la NCS realiza distintos eventos en todo el país en las que participan técnicos certificados en seguridad de pasajeros Infantiles, con el fin de inspeccionar los asientos de seguridad para niños y los vehículos de los padres, y así verificar si hay algún "recall" que no haya sido reparado.

Según el proveedor internacional de historial de vehículos para la compraventa de coches, CARFAX, hay aproximadamente 50 millones de vehículos actualmente en las carreteras de los EEUU con verificaciones de seguridad pendientes.

Únicamente en el estado de Florida, existen 3.3 millones de vehículos con recalls que aún no se han reparado, indica la NSC.

De acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), cada año mueren más de 1.500 niños en accidentes de tráfico.

fotonoticia_20230208150355_420.jpg

Verificación de recalls de seguridad

A través de la campaña nacional “Check to Protect”, la NCS incentiva a las personas a asegurarse que su automóvil esté apto para viajar con un niño, revisando las condiciones como por ejemplo, si necesita aceite o si los neumáticos les falta aire, los frenos, entre otros para garantizar la seguridad de los infantes durante el viaje.

Además, recomienda a los propietarios verificar que su automóvil no tenga ninguna revisión pendiente, en el sitio web ChecktoProtect.org, aunque no trasladen niños en sus vehículos.

Para la verificación, solo debe ingresar su placa o número de identificación del vehículo (VIN) para constatar el estado de recall del vehículo. También hace un llamado a programar una cita de reparación gratuita en el concesionario más cercano si el vehículo tiene un recall pendiente.

Las reparaciones de todos los recalls son gratuitas en los concesionarios autorizados, independientemente de si el vehículo fue comprado en el concesionario.

De acuerdo con NHTSA, existen uno de cada cuatro vehículos en las carreteras con retiradas no resueltas. Lo que representa un riesgo serio y urgente para conductores y pasajeros.

NHTSA, a su vez, estima que los asientos para el automóvil reducen el riesgo de lesiones fatales en un 71 % para los bebés (menores de 1 año) y en un 54 % para los niños pequeños (de 1 a 4 años) en automóviles de pasajeros.

Recomendaciones

El uso correcto de un sistema de de seguridad infantil de acuerdo a la edad durante el viaje, ayudará a prevernir lesiones por accidente de tránsito en los niños. Estas son algunas de las recomendaciones:

- Los niños menores de uno a tres años deben viajar siempre en el asiento de atrás.

- Los niños que superan el límite de altura o peso para usar el asiento de seguridad orientado hacia atrás deben viajar en asientos de seguridad orientados hacia adelante con arnés y correa.

- La NHTSA recomienda que los niños de 4 a 7 años usen asientos de seguridad orientados hacia adelante hasta que alcancen el límite máximo de altura o peso, y luego usen un asiento elevado.

- Mantenga a los niños de 8 a 12 años en asientos elevados hasta que sean lo suficientemente grandes como para caber correctamente en los cinturones de seguridad.

- Asegúrese de que todos los pasajeros utilicen los cinturones de seguridad correctamente. El cinturón de regazo debe ir bajo en las caderas y el cinturón de hombro cruzando el pecho, sin descansar sobre el cuello. Nunca coloque un cinturón de hombro debajo del brazo o detrás de la espalda.

FUENTE: Con información del Consejo Nacional de Seguridad (National Safety Council, NSC)

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar