DENVER.- La próxima temporada de huracanes en la cuenca del Atlántico, que comenzará oficialmente el 1 junio, tendrá una actividad "ligeramente por debajo del promedio" debido al poco impacto del fenómeno meteorológico de El Niño, según el pronóstico anual de la Universidad Estatal de Colorado (CSU).

El centro educativo se basó en la observación de los fenómenos meteorológicos de El Niño y La Niña, y las temperaturas en el Atlántico, explicó este jueves el Dr. Philip J. Klotzbach, jefe de investigaciones del Departamento de Ciencias Atmosféricas de CSU.

Te puede interesar

"Este informe es nuestra mejor estimación de la potencial actividad de huracanes con las condiciones atmosféricas y oceánicas observadas la temporada pasada", manifestó Klotzbach a Efe.

El informe, que además tiene en cuenta casi cuatro décadas de datos compilados por CSU, detalla que El Niño (en el Pacífico) se ha debilitado.

Según Klotzbach, si esa situación persiste, como se anticipa, habrá menos posibilidades de que se formen huracanes, por el impacto de El Niño en los vientos del Caribe.

Dicho de otro modo, "habrá menos combustible para la formación de ciclones tropicales y para la intensificación de esos ciclones", debido a que la atmósfera estará más estable y más seca, precisó el experto.

De esta forma se anticipan trece tormentas con nombre entre el 1 de junio y el 30 de noviembre, con cinco huracanes, dos de ellos con vientos sostenidos de unos 180 kilómetros por hora, es decir, categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson de un máximo de cinco.

Ligeramente menos que en 2018 que tuvo quince tormentas con nombre, de las cuales ocho se convirtieron en huracanes y dos de ellos fueron de categoría mayor, es decir superiores al grado 3.

Según Klotzbach, la temporada de huracanes 2019 "exhibe características similares" a las de 1987, 1991, 2002 y 2009, que tuvieron menos huracanes que el promedio.

La CSU calcula que existe un 48% de probabilidades de que un huracán afecte algún lugar de la costa Este de Estados Unidos (el promedio del siglo pasado era el 52 %) y un 28 % de probabilidades de que un ciclón impacte esa costa incluyendo toda la península de Florida (históricamente el 31%).

El pronóstico incluye 50 días de tormentas, 16 días de huracanes, aunque esas cifras podrían llegar a casi 60 y 25 días, respectivamente, si se tienen en cuenta las estadísticas promedio de 1981 a 2010.

Además, se ha estimado un 28% de probabilidades de un huracán llegando al Golfo de México y un 39% de probabilidades de un huracán en el Caribe, ambos números por debajo, pero muy cercanos, a los promedios históricos.

LEA TAMBIÉN: Dan a conocer nombres de las tormentas para la temporada 2019

Este año, el pronóstico incluye información detallada sobre las posibilidades de que algún huracán toque tierra en Estados Unidos, el Caribe o Centroamérica.

En el caso de Estados Unidos, se evaluarán 205 áreas en 11 regiones costeras para obtener datos que luego sirvan para mejorar el pronóstico para 2020.

Si la predicción se cumple, la temporada 2019 estará a un 75% de la temporada promedio, mientras que 2018 estuvo a un 120% de ese promedio.

Según el científico, el pronóstico es solamente la "mejor anticipación" de lo que podría suceder con los huracanes.

En ese sentido Klotzbach insistió que "resulta imposible predecir una temporada completa de huracanes en una fecha tan temprana como abril".

Los pronósticos de huracanes para el Atlántico se basan en datos compilados desde 1981 por fallecido Dr. Bill Gray, pionero de la meteorología tropical, fundador de este tipo de estudios en la universidad.

La CSU trabaja con 24 universidades e instituciones nacionales e internacionales dedicadas a medición meteorológica, entre ellos el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona (España).

"El mejor momento para prepararse para los huracanes es cuando todavía no hay huracanes. Y las preparaciones deben realizarse sin importar si el pronostica una temporada por encima o por debajo del promedio", matizó Klotzbach.

"Los residentes (del Caribe y de las costas estadounidense sobre el Atlántico) deben preparase para cada temporada, sin importar cuánta actividad de huracanes se haya predicho", enfatizó.

El equipo de CSU difundirá pronósticos actualizados el 4 de junio, 2 de julio y 6 de agosto próximos, y previsiones quincenales sobre la energía ciclónica acumulada en el Atlántico entre agosto y octubre, los meses de mayor actividad en la temporada de huracanes.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas