Los demócratas, con mayoría en el Senado estadounidense, pretenden adoptar una ley con la cual alegan, protegerían el acceso al voto por parte de minorías, como por ejemplo los latinos. Para lograrlo, buscan eliminar una tradición parlamentaria, denominada de "obstrucción", muy usada en el diccionario de los republicanos.

La llamada tradición filibusterismo u obstruccionismo parlamentario obliga al Senado a aprobar la mayoría de las leyes con 60 votos, sobre un total de 100.

Te puede interesar

Para algunos, esta iniciativa de facilitar el sufragio representa un paso de avance en el entramado de la democracia, sin embargo, otros sostienen que es una especie de estrategia del partido en el poder para afianzarse y que propiciaría en el futuro escenarios propensos a manejos que atenten contra la transparencia de procesos electorales.

El objetivo de discutir la propuesta en enero está dirigido a lograr aprobarla a tiempo para las elecciones legislativas de medio término que, según sondeos recientes sobre popularidad o apoyo a la gestión, podría devolverle al partido republicano el control en el Senado.

Acerca de la ley identificada como Freedom To Vote Act (Ley de Libertad de Voto), el presidente Biden dijo: “no hay nada nacionalmente más importante” que sacarla adelante

De lograr pasar la legislatura, los Estados tendrían la obligación de permitir a los ciudadanos votar por 10 o más horas al día, de noche y fines de semana, durante al menos 14 días antes de la jornada electoral. La norma también facilita el registro de los votantes y unifica los requisitos de identificación para el sufragio por correo, sistema sobre el que el expresidente Trump despertó en 2020 el fantasma de un presunto fraude.

En conversación con DIARIO LAS AMERICAS, el economista y analista político republicano Francisco Rodríguez aseguró que: “A causa de la pandemia, en muchos distritos y estados, se cambiaron las leyes electorales como emergencia, permitiendo una liberalización y eso se traduce en menos requisitos a la hora de comprobar al votante. Ellos (los demócratas) quieren mantener eso de forma permanente en vista de que creen que los beneficia. Las elecciones inicialmente eran en un solo día y se acabó el incidente, pero ahora resulta ser que hay un antes y después e incluso al acabarse las elecciones todavía hay boletas que están entrando, boletas que ellos (los demócratas) dicen que tienen derecho a ser contabilizadas, que la culpa no es de los votantes, que si el correo se retrasó, que si hubo una tormenta etc. o sea, cualquier excusa para apartarnos de la idea principal de los sufragios. Los republicanos reaccionan ante la debacle de las últimas elecciones y pretenden que una persona deba mostrar identificación válida, haberse inscrito en el padrón electoral con días previos y no el mismo día de los comicios. No montones de buzones por toda la ciudad con gente metiendo numerosas boletas ¿Cómo es posible? Porque los demócratas instauraron los boleteros: personas que van a casas, asilos y demás y recaudan los votos. La batalla es entre lo que la izquierda llama liberalizar y la derecha nombra rigor y control”, apunta Rodríguez.

voto
La batalla es entre lo que la izquierda llama liberalizar y la derecha nombra rigor y control”

La batalla es entre lo que la izquierda llama liberalizar y la derecha nombra rigor y control”

Desde hace unos meses algunos estados impusieron restricciones al voto, basándose en reclamos a presuntas irregularidades en las elecciones presidenciales del 2020. Las asociaciones de defensa de los derechos civiles consideran que las restricciones dificultan el voto a las minorías, sobre todo a los afroamericanos y latinos.

En Georgia, las personas que entregan bebidas o bocadillos a los votantes que esperan en la fila ahora pueden ser acusadas penalmente. En Iowa y Kansas, quienes devuelvan papeletas defectuosas en nombre de votantes con discapacidades podrían ser juzgados.

Texas ha prohibido el voto desde los automóviles y las jornadas de votación de 24 horas, y también que los funcionarios electorales promuevan el sufragio por correo.

La abogada Isadora Velázquez, analista demócrata, dijo a DIARIO LAS AMERICAS que: “Lamentablemente el intento de proteger el voto de las minorías debe ser algo que vaya más allá de los partidos, pero se ha convertido en un tema partidista. El partido demócrata parece ser el único interesado en dicho voto que ha sido ignorado pero lo preocupante es que ahora se discute como un tema de moda. En estos momentos, es importante debido al acuse de votos robados, pero en otras ocasiones ha quedado en el olvido. Lo ideal sería que ahora que existe un poco de cooperación por parte de algunos republicanos se pueda entender que esto es un asunto que nos afecta a todos por igual. El voto de la minoría es esencial para que la democracia que este país alega que tiene verdaderamente se lleve a cabo”.

3000 (54).jpeg
Proteger el voto de las minorías debe ir más allá de un interés de partidos

Proteger el voto de las minorías debe ir más allá de un interés de partidos

Para aprobarse la ley se necesita el 60 por ciento de apoyo legislativo. El jefe demócrata del Senado, Chuck Schumer, aboga por eliminar esta norma.

"El Senado debe cambiar, como lo ha hecho muchas veces antes", afirma Schumer en una carta dirigida a sus compañeros.

Derogar esta tradición parlamentaria permitiría a los senadores votar por mayoría simple y el campo demócrata dispone de ella en la Cámara alta, aunque por escaso margen. De esta manera solo con sus votos podrían adoptar una serie de medidas.

"Esperamos que nuestros colegas republicanos cambien de rumbo y trabajen con nosotros" en el proyecto de reforma electoral, agrega Schumer.

No obstante, al menos dos demócratas conservadores se oponen duramente a que se elimine el filibusterismo por estimar que impulsa la búsqueda de acuerdos en un sistema democrático entre los partidos.

A diez meses de las elecciones legislativas de noviembre. Medio término en el que se renovará parte del Congreso federal y numerosos cargos a nivel estatal, los demócratas se enfrascan cada vez más en esta lucha.

Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, viajarán el martes 11 a Atlanta (Georgia) para insistir en la "necesidad urgente de aprobar una ley que proteja el derecho constitucional al voto", en lo que para muchos realmente constituye una estrategia.

Lo cierto es que Biden, quien fue senador durante más de 35 años, presume de buscar puntos en común con los republicanos, pero hasta ahora, ese enunciado propósito del Presidente está por demostrarse.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.9%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.3%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.8%
64828 votos

Las Más Leídas