WASHINGTON.- El adolescente que abrió fuego el martes en una escuela primaria en Uvalde, Texas, matando al menos a 19 niños y dos adultos, acababa de dispararle a su abuela en este pequeño pueblo al oeste de San Antonio, informaron las autoridades, que ignoran la motivación de sus acciones.

Identificado como Salvador Ramos, de 18 años, el joven es ciudadano estadounidense y era estudiante de la preparatoria de Uvalde, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, sin precisar si se había graduado este año.

Te puede interesar

Una foto policial que circuló en los medios locales muestra a un joven con cabello castaño hasta los hombros, de rostro pálido e inexpresivo.

Antes de perpetrar este asesinato, habría "disparado a su abuela", continuó Abbott, enfatizando que no conocía los vínculos entre los dos eventos.

Según un legislador local, la mujer fue transportada a un hospital en San Antonio.

El Hospital Universitario de Salud de San Antonio confirmó que admitió a una mujer de 66 años en "estado crítico" tras ser baleada, sin confirmar su identidad.

Luego, equipado con un chaleco antibalas y un rifle, según el sargento Erick Estrada del Departamento de Seguridad de Texas, el joven huyó en un automóvil que abandonó cerca de la escuela primaria Robb luego de sufrir un "espectacular accidente".

Alrededor de las 11H30 locales (16H00 GMT), tras ser encontrado por la policía, el agresor entró corriendo a la escuela y abrió fuego en varias aulas, dijo a CNN el sargento Estrada.

Redes sociales

Las fuerzas del orden están revisando una cuenta de Instagram que parece haber pertenecido al hombre que mató a 19 niños y dos profesores en Texas.

En los días previos al tiroteo del martes aparecieron varias publicaciones en esa cuenta. Un selfie parece mostrar al pistolero frente a un espejo. Otra foto muestra un cargador para rifle en una mano. El viernes, el mismo día que las fuerzas del orden creen que Salvador Ramos compró un segundo rifle, se publicó una imagen de dos rifles semiautomáticos estilo AR.

En esa publicación fue etiquetado otro usuario de Instagram con muchos más seguidores. Desde entonces, ese usuario eliminó su perfil, pero primero compartió partes de lo que parece ser un intercambio escalofriante, con Ramos pidiéndole que compartiera sus fotos de armas entre sus más de 10.000 seguidores.

“Apenas te conozco y me etiquetas en una foto con algunas armas”, respondió, antes de agregar: “Simplemente da miedo”.

Una respuesta enviada desde la cuenta de Ramos el martes por la mañana simplemente decía: “Estoy a punto de hacerlo”.

Varios testigos dijeron haber escuchado los primeros disparos en la escuela primaria alrededor de las 11:30 a.m.

La cuenta vinculada a Ramos ha sido eliminada de la red social. Instagram no respondió por el momento a una solicitud de comentarios.

Fin de año

Para los alumnos, de diez años como máximo, y los profesores de esta escuela de 500 estudiantes, en su mayoría hispanos, el fin de año estaba fijado para el jueves.

En total, mató a 19 niños y dos maestros, e hirió a más de una docena de alumnos, según fuentes oficiales y hospitalarias.

El joven murió durante un tiroteo con la policía. Dos agentes también sufrieron heridas leves, dijo el gobernador Abbott.

La policía local no informó de persecuciones de automóviles, lo que parece sugerir que el accidente de tráfico no fue provocado.

Al menos un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense que respondió al incidente fue herido en un tiroteo con el agresor, informó en Twitter la vocera del Departamento de Seguridad Nacional, Marsha Espinosa.

Según Pete Arredondo, jefe de policía del Distrito Escolar de Uvalde, a cargo de la investigación, el atacante actuó solo.

Los investigadores están tratando de obtener "información detallada sobre el perfil" del asesino, "sus motivos, el tipo de armas utilizadas y si tenía permiso para poseerlas", dijo Abbott.

El sargento Estrada dijo ignorar si la policía tenía conocimiento del joven.

En las redes sociales se le asocia con una cuenta de Instagram, borrada tras la masacre, que contiene varias fotos: dos autorretratos en blanco y negro donde aparece con una chaqueta con capucha, el pelo hasta la nuca, y la foto de un cargador de rifles.

Reservado y callado, nadie lo conocía

En declaraciones a The New York Times , un gerente local de Wendy's informó al diario que Ramos había trabajado en el local de comida rápida durante un año y renunció hace un mes.

El gerente indicó que "hizo todo lo posible para mantenerse solo", diciendo que no era amigable con el resto del personal.

"Nadie lo conocía realmente", agregó.

Otro compañero de trabajo anónimo también corroboró esto, diciendo que Ramos a menudo era callado y 'no socializaba mucho'.

Agregó, “en el parque, había videos de él tratando de pelear contra la gente con guantes de boxeo. Los llevaría con él", citó Daily Beat .

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.99%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.59%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
17527 votos

Las Más Leídas