WASHINGTON.- El presidente Donald Trump celebró hoy que los cinco cabecillas "más buscados" de Estado Islámico (EI) han sido capturados recientemente, incluyendo a Abu Zeid al-Iraqi, uno de los principales colaboradores del líder de la organización terrorista, Abu Bakr al-Baghdadi.

"¡(Los) cinco líderes Más Buscados de EI acaban de ser capturados", dijo Trump en su cuenta oficial de Twitter, en referencia a una operación coordinada por las agencias de inteligencia iraquí y estadounidense que consiguió arrestarlos.

Entre los capturados se encuentran cuatro líderes de la organización terrorista de nacionalidad iraquí y uno sirio, según informó The New York Times, que citó a funcionarios iraquíes.

El resultado del operativo de tres meses con el que se consiguió dar con estos terroristas que se habían escondido en Siria y en Turquía representa una importante victoria para los cuerpos de inteligencia iraquíes y estadounidenses.

Dos funcionarios iraquíes explicaron al rotativo, bajo condición de anonimato, que habían estado siguiendo la pista de varios de los detenidos durante meses, pero que a principios de año consiguieron información de inteligencia que les llevó a su arresto.

Una unidad iraquí responsable de misiones encubiertas había rastreado a uno de los detenidos, Ismail Alwaan al-Ithawi, conocido como Abu Zeid al-Iraqi, desde Siria a la ciudad turca de Sakarya, a unos 100 kilómetros al este de Estambul.

Abu Zeid al-Iraqi, uno de los principales colaboradores del máximo líder del EI, Abu Bakr al-Baghdadi, había estado viviendo en Turquía con su esposa siria bajo la identidad de su hermano.

El terrorista, encargado de realizar transferencias bancarias a las cuentas que tiene el EI en diferentes países y hombre de confianza de Al-Baghdadi, fue capturado por las autoridades turcas y entregado a Irak.

Los cuerpos de inteligencia iraquíes y estadounidenses pasaron varias semanas interrogando a Abu Zeid al-Iraqi para conseguir información sobre el paradero de otros cabecillas escondidos.

Según reportó el The New York Times, EEUU e Irak consiguieron que Al-Iraqi quedara en la frontera con varios de los líderes que se habían escondido en Siria y ahí procedieron a detener a los otros cuatro.

Saddam al-Jammel, un sirio que había sido jefe del territorio del Estado Islámico en torno a la población de Deir al-Zour, en el este de Siria, y Abu Abdel al-Haq, un iraquí que había sido jefe de seguridad interna del grupo, fueron dos de los detenidos del total de cuatro, según el diario.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas