WASHINGTON.- El presidente Donald Trump decidió finalmente hoy no trasladar la embajada de EEUU en Israel a Jerusalén, y dejarla en Tel Aviv, con lo que se desmarca de una sus principales promesas electorales.

"Nadie debería considerar este paso en ningún modo como una retirada en el fuerte apoyo del Presidente a Israel (...). Como ha insistido de manera repetida sobre el traslado de la embajada, la cuestión no es si ese movimiento sucederá, si no cuándo", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Te puede interesar

"El presidente Trump tomó esta decisión para maximizar las oportunidades de una negociación exitosa entre Israel y palestinos", en conformidad con "los intereses de seguridad" de Estados Unidos, dijo el portavoz Sean Spicer.

El documento se refiere a una ley de 1995 en base a la cual el Congreso estadounidense decidió el traslado de la embajada. Hasta ahora, todos los presidentes estadounidenses postergaron la decisión alegando que podría dañar la seguridad nacional estadounidense. Por eso van alargando el plazo cada seis meses.

La comunidad internacional no reconoce a Jerusalén como capital oficial de Israel, porque el estatus de la ciudad está por determinar en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. Los palestinos quieren que la parte oriental de la ciudad, ocupada por Israel en la guerra de 1967, se convierta en la capital de su futuro Estado, mientras Israel considera Jerusalén su capital eterna e indivisible.

FUENTE: EFE / dpa

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario