domingo 21  de  mayo 2023
ESCÁNDALO

Trump y Biden reciben "regaños" del FBI

Las personas deben ser conscientes de las reglas sobre información clasificada y su uso adecuado. Esas reglas están ahí por una razón"

WASHINGTON — El director del FBI, Christopher Wray, recriminó este jueves a quienes tienen acceso a material confidencial que deberían ser más "conscientes" de las normas, después de que, más allá del expresidente Donald Trump, en las últimas semanas se haya revelado que el presidente Joe Biden, y el exvicepresidente Mike Pence tenían en sus residencias privadas este tipo de información.

"Como es obvio, no puedo hablar sobre ninguna investigación en concreto, pero hemos llevado a cabo, durante bastantes años, una gran cantidad de investigaciones por este mal uso", explicó Wray este jueves en una rueda de prensa.

"Desafortunadamente, es una parte frecuente del trabajo de nuestros programas de contrainteligencia. Las personas deben ser conscientes de las reglas sobre información clasificada y su uso adecuado. Esas reglas están ahí por una razón", dijo el director del FBI desde la sede del Departamento de Justicia.

Los últimos hallazgos sobre documentos clasificados involucran a Biden, actualmente en la presidencia, sin embargo, los documentos hasta ahora incautados tandrían entre 6 y 15 años en su poder.

Los documentos corresponden a dos fases de la vida política del demócrata de 80 años: por un lado, a su dilatada carrera de más de 30 años como senador por Delaware, y por otro a su periodo como vicepresidente de Barack Obama, entre 2009 y 2017. Los documentos fueron encontrados seis años después de que concluyera el cargo; en distintos lugares separados, cuatro hallazgos hasta el momento, lo que podría implicar el mal manejo, uso indebido y exposición de información secreta del gobierno de Estados Unidos.

Los primeros documentos encontrados por los abogados del mandatario, fue en la oficina que Biden ocupó entre 2017 y 2020, tras dejar el cargo de la vicepresidencia, donde permanecieron sin seguridad. Se trata del centro que lleva el nombre del hoy presidente, el Penn Biden para la Diplomacia y el Compromiso Global en Washington, un organismo privado adscrito a la Universidad de Pensilvania, donde Biden laboró como profesor desde 2017 a 2020. La entidad, ubicada a poca distancia de la Casa Blanca, recibió millones de dólares de los chinos. Ahí quedaron los documentos clasificados cuando Biden asumió la presidencia en enero de 2021.

Los otros dos lugares donde los abogados personales de Biden encontraron más documentos secretos son la residencia en Wilmington, Delaware; y en su auto Corvette en el garaje.

En el caso del expresidente Trump, el magnate tenía documentos clasificados en su lujosa mansión de Mar-a-Lago en Florida. Mientras que Pence en su residencia en Indiana.

Fiscal en silencio

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, preferió no hacer declaraciones sobre las investigaciones que están en curso tras el hallazgo de este tipo de material clasificado en las residencias privadas del presidente Biden y su antecesor, Donald Trump.

Garland se limitó a señalar que los encargados de las mismas son buenos conocedores del Departamento de Justicia y que confía "de pleno" en que sabrán resolver estos asuntos siguiendo "las más altas tradiciones del departamento".

Si bien Garland ha nombrado a Jack Smith como asesor especial para investigar el uso de información clasificada por parte de Trump y a Robert Hur para hacer lo propio con los documentos que se le hallaron a Biden, por el momento no se conoce si designará a otra persona para el caso del exvicepresidente Pence.

En el caso más reciente, Pence entregó al FBI cerca una docena de documentos confidencial y otras cuatro cajas a Archivos Nacionales con material no clasificado después de pedir a uno de sus abogados que revisara su residencia en Indiana.

Por su parte, Archivos Nacionales ha pedido formalmente a expresidentes y exvicepresidentes que revisen nuevamente sus registros personales en busca de este tipo de información sensible a raíz de estos descubrimientos.

"La responsabilidad de cumplir con Ley de Registros Presidenciales (PRA) no acaba con el final de la administración", dice la carta que Archivos Nacionales ha enviado a todos los expresidentes y exvicepresidentes, salvo Jimmy Carter ya que está exento puesto que la norma no entró en vigor hasta que dejó el cargo en 1981.

"Le solicitamos que realice una evaluación de cualquier material que se encuentre fuera de Archivos Nacionales y que esté relacionado con la administración para la que se desempeño (...) para determinar si el material asumido como personal podría contener sin darse cuenta expedientes presidenciales o vicepresidenciales sujetos a la PRA, ya sean clasificados o no clasificados", se lee en la carta.

FUENTE: Con información de Europa Press

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar