Walmart anunció este martes que volverá a modificar su política de venta de armas con la reducción de la oferta de armas cortas, así como de municiones para rifles de asalto, según trascendió a la prensa tras emitir una nota oficial a sus empleados.

La medida eliminará la venta de pistolas en Alaska y del mismo modo dejará de vender parque para fusiles de cañón corto de los calibres .223 y 5.56, una vez que se agoten las reservas que poseen en su inventario actual. También prohibirá que los clientes porten algún tipo de arma dentro de sus establecimientos.

Te puede interesar

No es la primera vez que Walmart modifica su política en este sentido, con anterioridad había dejado de vender armas de diseño militar en 2015 y elevado el límite de edad hasta 21 años en 2018 para poder adquirir un arma de fuego en sus tiendas.

Pero la compañía minorista más grande de Estados Unidos continuaba en el ojo de la polémicas tras la masacre de El Paso, donde murieron más de 20 personas en un establecimiento de la propia cadena.

Sin embargo, a pesar de que los directivos de la empresa anunciaron que esta disposición permitirá reducir su participación en la venta de municiones del mercado de un 20% hasta un 6% o 9%, Walmart continuará ofertando armas largas, como rifles y escopetas, así como municiones para ese tipo fusiles.

Se estima que las ventas de Walmart en el mercado de armas representa alrededor de un 2%, situándose entre los uno de los tres principales proveedores.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas