WILMA HERNÁNDEZ
Whernandez@diariolasamericas.com
@whernan

La acción y tragedia de Fugitivos se apoderan de la pantalla chica por UniMás este lunes a las 9 p.m. 

Inspirada en la serie La mujer del presidente, la producción colombiana relata la dramática historia de Julián Duarte, encarnado por el actor español Emmanuel Esparza, un ingeniero civil cuya vida da un brusco giro cuando es acusado injustamente del asesinato de su amiga.  

Traicionado por su mejor amigo y defraudado por su esposa que no cree en su inocencia, Julián es condenado a 26 años de cárcel. Justamente en prisión re-escribe su destino al conocer a Esperanza Gómez, interpretada por la actriz y exreina de belleza colombiana Taliana Vargas, una mujer acusada de asesinar a su esposo en defensa de su hija a quien éste abusaba. 

Cansados de vivir en cautiverio  y arrastrados por un sentimiento que nace entre ambos, deciden fugarse, pero los planes de una vida juntos lejos de las rejas son tronchados cuando Esperanza es capturada. Julián logra escapar y le promete que buscará a su hija, Micaela (Laura Osma). Ahí comienza la búsqueda por el verdadero culpable del crimen, mientras intenta recuperar el amor de su hijo Samuel. 

DIARIO LAS AMÉRICAS habló con los protagonistas que contaron detalles de sus personajes y del rodaje de largas jornadas diarias de la serie de 40 capítulos. 

El actor valenciano contó que casi cae al río Magdalena mientras grababa una peligrosa escena.

“Julián está huyendo de la policía estaba en una especie de barca que utilizan allí para cruzar el río, y rodando la escena casi me caigo al río Magdalena en acción y me quedé colgando de un cable de acero”, explicó.  “La verdad que pasé un poco de miedo y todo el equipo también, pero bueno se quedó sólo en una anécdota”, agregó el actor que prefiere grabar él mismo las escenas de alto riesgo. 

Una escena de Fugitivos. (UNIMÁS). 

De hecho, Julián ha sido el personaje que más retos le ha impuesto hasta ahora debido a la transformación que éste vive durante la trama.

“Emocionalmente este ha sido uno de los personajes con un arco dramático más grande al que me he enfrentado porque empieza siendo una persona normal y acaba convirtiéndose en un lobo. No se fía de nadie y tiene que ser muy frío”, comentó.  

“Incluso hay momentos que parece que se va a convertir en asesino porque tiene que superar todas las pruebas que le va a poner la vida para poder demostrar su inocencia”, aseguró.

Y fue eso precisamente lo que Esparza aprendió de Julián, que metafóricamente la vida siempre va a poner pruebas, y cuando parece que todo está perdido aparece “una ilusión, amistad o un amor que te hace creer que puedes ser feliz”. 

Por otro lado, su coprotagonista contó que la preparación para interpretar a Esperanza duró meses de estudio en los que se sumergió por completo en la tarea de crear su personaje. 

Con la ayuda del director general Klych López, Vargas dio vida a Esperanza. 

“Tuvimos unos ejercicios que me ayudaron muchísimo que es una técnica del director donde trabajábamos no vernos ni oírnos y buscarle la vuelta al personaje, buscarle los sentimientos”, explicó la joven colombiana. 

La actriz también destacó las circunstancias hostiles de rodar en la selva y en ciudades demasiado pequeñas, aunque la historia lo valía y ella estaba muy adentrada en el dolor y la situación de su rol. Además dice haber amado “viajar de esa manera” por su tierra natal de la cual conoció nuevos rincones. 

“Lo lindo de Fugitivos es que fue grabada por toda Colombia”, expresó. “Nunca voy a olvidar Barichara, un pueblito colonial del departamento de Santander, que fue muy grató conocerlo y mostrarlo al mundo”, agregó la también filántropa que creó en Santa Marta su fundación Casa en el árbol para intentar aliviar la pobreza extrema en su ciudad. 

Actualmente se dedica a ayudar a los menos favorecidos mientras llega el “próximo papel contundente”.  

 

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas