MIAMI.- De los 67 distritos escolares que conforman el sistema de educación en Florida, 36 accedieron a participar en el programa estatal pero solo 11 han mostrado interés en entrenar a profesores como medida ‘preventiva’ ante un probable ataque.

Así lo confirmó el director de la oficina de Seguridad en las escuelas, Damien Kelly, quien informó a un comité especial del Senado estatal sobre “el desarrollo del programa” que propone la ley aprobada el pasado mes de abril, que permite a los maestros ser “guardianes”, o sea portar armas en las aulas, previo entrenamiento, si el distrito escolar en el que ejercen lo autoriza.

Kelly no especificó cuántos maestros accedieron a participar ni cuántos serían ‘entrenados’, pero sí expresó que la mayoría de ellos proceden de zonas rurales, mayormente situadas en el norte del estado.

De hecho, la senadora estatal Lori Berman, de la localidad de Lantana, al sur de Palm Beach, cuestionó la falta de información que considera de interés público.

“Creo que es un error. Debemos saber cuántos estarán armados”, señaló la legisladora.

Según un informe publicado por The Wall Street Journal, solo siete de los 67 distritos escolares habrían aprobado o considerarían permitir a sus profesores participar en el programa de “guardianes”, Bay, Gilchrist, Lafayette, Levy, Okeechobee, Putnam y Suwanee, que forman parte de la amplia zona rural de la Florida.

Ninguno de los grandes distritos, establecidos en zonas urbanas, mostró interés por ello. Incluso los más grandes, como Miami-Dade, Broward, Hillsborough, Orange y Palm Beach, anticiparon que no permitirían a los maestros portar armas en las escuelas.

“Tanto yo como la Junta Escolar (de Miami-Dade) nos oponemos a armar a los maestros”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el superintendente escolar de Miami-Dade, Alberto Carvalho.

“Las armas son para el uso del personal de seguridad y el cuerpo policíaco. No podemos llevar armas adonde no deben estar”, recalcó.

Maestros

Según un informe de Crime Prevention Research Center, una organización investigadora sin fines de lucro y corte conservador, señala que 28 estados del país permiten a los maestros portar armas en las escuelas y que sólo necesitan la autorización del distrito escolar y un entrenamiento especial.

“Absurdo”, dijo el presidente de la asociación de profesores del condado Hillsborough, Rob Kriete, donde se encuentra la ciudad de Tampa.

“Estamos poniendo una curita en una herida abierta, cuando realmente es la salud mental lo que necesitamos atender”, expuso el directivo de educadores a ABC Action News.

En Miami-Dade, donde más de 18.000 profesores imparten clases a unos 345.000 estudiantes, el sindicato de maestros United Teachers of Dade opina que armar a los maestros “no es apropiado en una sociedad civilizada”.

Karla Hernández, presidenta de la asociación sindical, reiteró que “los maestros están ahí para educar y no para portar armas. Miren los problemas que hay en Texas”, reclamó, “donde algunos distritos permiten a los profesores llevar pistolas al aula. Las han dejado accidentalmente al alcance de los alumnos, se han incluso disparado”.

“El Congreso de la Florida”, enfatizó la sindicalista, “busca la forma más económica de hacer frente a la violencia. Encima de pagarnos mal, quieren hacernos policías. Los políticos deberían tener más vergüenza y buscar otras formas para controlar las armas. Por ejemplo, más restricciones y proveer más fondos para tener más guardias de seguridad”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas