MIAMI.- La Fiscalía Estatal de Florida ha acusado a casi dos docenas de personas por su participación en un esquema de fraude multimillonario al Medicare ,que tuvo lugar en dos farmacias de Miami en el transcurso de varios años.

Un total de 19 sospechosos enfrentan cargos que incluyen fraude organizado, extorsión, robo y lavado de dinero, según las órdenes de arresto emitidas el martes, informó NBC6.

Te puede interesar

El grupo hizo uso de beneficiarios profesionales, que son personas que permiten que los estafadores exploten sus beneficios de Medicare a cambio de una compensación monetaria.

En este caso, los beneficiarios profesionales involucrados estaban recibiendo hasta el 30 por ciento de las ganancias de cada medicamento que fue facturado fraudulentamente por Santander Pharmacy o Wynwood Family Pharmacy Corporation.

Los supuestos beneficiarios visitaban médicos para adquirir recetas fraudulentas de medicamentos que no necesitaban.

Las recetas se llevaban a las farmacias de Santander o Wynwood, donde los fármacos se cobraban al Medicare aunque nunca se despacharan o recibieran.

Según las órdenes de arresto, las drogas que se facturaron de manera fraudulenta tendían a ser muy caras, como las drogas antipsicóticas.

Desde que comenzó la operación en Santander Pharmacy en 2015, se han robado más de $ 4 millones en fondos federales, utilizando dicho método.

Según las órdenes de arresto, el sur de Florida lidera el país en este tipo de fraude contra el Medicare, particularmente los condados de Miami-Dade y Broward.

Personas sin escrúpulos establecen un negocio, obtienen una licencia de farmacia del Departamento de Salud de Florida, y luego cometen fraude al presentar reclamos al Medicare por servicios que nunca se prestan o necesitan.

Santander Pharmacy se estableció en septiembre de 2014 con Ines Santander como su única propietaria. Después de que tuvo dificultades para obtener documentos que permitieran a la farmacia facturar al Medicare, incorporó a Ingrid Perdomo como su copropietaria. Posteriormente, el esposo de Perdomo, Stirlitz Pio Díaz, fue contratado para ayudar con el negocio, y contrataron a Luiba Rodríguez Leyva para ser el técnico de farmacia a cargo de la facturación.

Con la ayuda de sus "beneficiarios profesionales", estos conspiradores lograron presentar más de $ 788.000 en reclamaciones a Medicare por medicamentos recetados, de los cuales $ 382.000 se pagaron a la farmacia.

Según las órdenes de arresto de la Policía, las investigaciones revelaron que al menos $183.170 era para medicamentos recetados innecesarios que Santander nunca compró o dispensó.

Desacuerdos llevaron al grupo de conspiradores a separarse y, según las órdenes de arresto, Santander afirmó que Pío Díaz terminó robando varios miles de dólares de la cuenta de la compañía antes de separarse.

En mayo de 2016, Pio Díaz se inscribió a sí mismo y a su esposa Perdomo en Wynwood Pharmacy como los nuevos propietarios, recibiendo el negocio de José G. Martin.

Bajo Martin, Wynwood Pharmacy había facturado más de $ 574.000 al Medicare. Cuando Pio Díaz y Perdomo se hicieron cargo del negocio, continuaron facturando agresivamente al Medicare, y la farmacia recibió más de $ 434,000.

En total, desde agosto de 2015, se cargaron más de $25.000 reclamos al Medicaire , lo que equivale a más de $ 4 millones robados de fondos federales a través de Wynwood Pharmacy.

Las órdenes de arresto dicen que las investigaciones encontraron que la farmacia tenía una red de relaciones con corredores de pacientes o personas que reclutan beneficiarios profesionales para participar en el esquema. Cuando Pío Díaz asumió el cargo de propietario, trajo consigo a varios de los empleados con los que había trabajado en Santander, incluida Leyva, así como a todos los beneficiarios que habían participado en el plan en Santander.

También reclutó a Diana Cabrera como técnico de farmacia y a Katia Ramírez como agente de pacientes. Wynwood Pharmacy también utilizó la información personal de un médico en particular sin su conocimiento.

Según las órdenes de arresto, varias auditorías realizadas encontraron importantes discrepancias en las operaciones de las farmacias de Santander y Wynwood, incluida la grave escasez de medicamentos comprados en comparación con los dispensados, así como los médicos que afirman el uso indebido de la información. En 2017, Wynwood Pharmacy facturó un total de $ 1.717.245 al Medicare, de los cuales $ 1.269.333 fueron recibidos por la farmacia.

En 2018 se facturaron más de $ 5 millones de los que ganaron más de $ 1.6 millones. En 2019, la cantidad que ganó Wynwood estuvo nuevamente cerca de alcanzar la marca de $ 1 millón.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas