MIAMI.- El incendio provocado por un calentador portátil en un apartamento en Coral Springs, al norte de Miami, ha vuelto despertar las alarmas sobre el uso del popular aparatito eléctrico que ayuda a sobrellevar las frías temperaturas del invierno.

Recordemos que los calentadores eléctricos portátiles conforman la segunda causa de incendios en casa, solo superado por la cocina.

Te puede interesar

“Lo primero que debemos hacer es comprar uno que esté certificado por Underwriters Laboratories (UL)”, reclamó el agente de seguros y presidente de Access Insurance, Mario Moreno, en Miami.

Otra buena idea es comprar un heater que cuente apagado automático en caso que se recaliente, pero lo más importante es mantenerlo al menos tres pies, o un metro de distancia, de muebles, cortinas, camas, ropa o cualquier objeto inflamable.

Moreno alertó además evitar el uso “en los baños y cocina porque la mayoría de los calentadores eléctricos portátiles no cuentan con enchufes protegidos contra la humedad, tipo CFCI”.

También es muy importante conectar el enchufe directamente al tomacorriente situado en la pared. “Nunca, nunca conecte el aparato a una extensión. La cantidad de electricidad que un calentador absorbe es mucha y sobrepasaría la capacidad de amperes del cordón eléctrico, lo que produciría un sobrecalentamiento y la emisión de chispas”, subrayó el agente de seguros que atiende decenas de reclamaciones por fuego cada año.

Coloque el calentador sobre el suelo, nunca sobre alfombra, mesa o estante. “El calor sobre la alfombra podría producir fuego y si lo pone sobre una mesa o estante, el aparato podría caerse y provocar un incendio”, advirtió Moreno.

También mantenga los calentadores lejos del alcance de mascotas o niños, ya que estos pudieran curiosear en ellos, el rabo del perro o el gato tocarlos o incluso los deditos del pequeño entrar entre las rendijas y quemarse.

Muy importante es “apagar el aparato al salir de casa o antes de irse a dormir. No puede dejarlo desatendido”, recalcó.

“Eso fue lo que provocó el incendio en el apartamento de Coral Springs”, estimó Moreno.

“No apagaron el calentador y se fueron a dormir”, insistió.

Según la declaración de Kim Forsythe a CBS4, conectó el calentador por una hora y cuando fue a apagarlo, sobre las 4 de la madrugada, el interruptor no funcionaba y el fuego ya había comenzado.

Afortunadamente, Forsythe y sus dos hijos salieron a tiempo y no sufrieron heridas, pero la familia perdió prácticamente todas sus pertenencias.

Moreno destacó además que el cordón eléctrico debe estar sano, “libre de cualquier daño, que es muy usual con el paso del tiempo y el uso”.

Y tal vez el consejo más importante, que alerta la presencia de cualquier incendio, “tener un detector de humo en varios lugares de la casa, en la cocina, el salón, el pasillo de los dormitorios”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas