FLORIDA.- Un agente de policía de Palm Beach aprovechó para entrar a la casa de la víctima después de tener conocimiento de que un moribundo hombre de 85 años fue trasladado a un hospital del sur de la Florida en los días posteriores al paso del huracán Irma, que arrasó parte del Estado.

Una vez en la vivienda, hurgó entre las pertenencias para hurtar los objetos de valor que encontró a su paso.

Según reporta el canal 10 de noticias, el policia de Florida, Jason Cook fue arrestado al ser acusado de hurto y robo de gran cuantía con un arma de fuego, cinco semanas después de que la familia de Moe Rosoff descubriera la casa robada y mostrara a las autoridades el video de vigilancia que claramente captaba a un policía uniformado revisando cuidadosamente la vivienda.

La familia de Rosoff llamó a la policía el 12 de septiembre porque el anciano se había caído en su casa de Boynton Beach y se había golpeado la cabeza. Rosoff vivía solo y decidió quedarse en su hogar mientras el huracán Irma pasaba cerca de Florida.

Cuando los policías llegaron a chequear su estado de salud, encontraron al octogenario inconsciente en el piso del cuarto principal de la casa. Rosoff fue llevado al Delray Medical Center, donde murió horas después.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario