MIAMI.- Los sitios donde se venían suministrando anticuerpos monoclonales en Florida fueron cerraron hasta nuevo aviso, después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) revocó el lunes las autorizaciones de emergencia para dos de esos medicamentos contra el COVID-19, anunció el Departamento de Salud del estado.

Según la FDA, los fármacos Regeneron y Eli Lilly ya no deberían usarse para afrontar los síntomas del coronavirus porque es “poco probable” que funcionen contra ómicron, la variante del COVID dominante en Estados Unidos.

Te puede interesar

En un comunicado de prensa, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien ha sido un fuerte promotor del uso de los tratamientos monoclonales, culpó al Gobierno federal de provocar el cambio de opinión de la FDA y lo calificó como “repentino e imprudente”.

“Este edicto indefendible saca el tratamiento de las manos de los profesionales médicos y les costará la vida a algunos estadounidenses”, dijo DeSantis.

A lo que añadió: “Hay implicaciones en el mundo real para el autoritarismo médico de Biden: el acceso de los estadounidenses a los tratamientos ahora está sujeto a los caprichos de un presidente fallido”.

Embed

El gobierno federal había dejado de distribuir los dos medicamentos a fines de diciembre, pero días más tarde se reanudaron los envíos por quejas de gobernadores republicanos, incluido DeSantis, quien afirmó que los medicamentos siguen ayudando a algunos pacientes con ómicron.

Sin embargo, la FDA afirmó que si los fármacos resultan efectivos contra futuras variantes se podría volver a autorizar su uso.

Hace alrededor de una semana, el gobierno estatal había anunciado la apertura de tres nuevos sitios para la administración de esos medicamentos en el sur de la Florida.

El coctel de anticuerpos comenzó a ofrecerse el pasado martes 18 de enero en Markham Park en Sunrise, el campus norte de Miami Dade College y el West Boynton Regional Center en Lake Worth.

Expertos dijeron que la resistencia de ómicron a los dos principales medicamentos de anticuerpos monoclonales afecta de alguna forma las “armas” que tienen los médicos para afrontar los efectos más fuertes de la enfermedad.

Los galenos cuentan con terapias alternativas para combatir los primeros síntomas de COVID, incluidas dos nuevas píldoras antivirales de Pfizer y Merck, pero ambas escasean, según fuentes hospitalarias.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.84%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
12985 votos

Las Más Leídas