MIAMI.- La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), que monitorea el mercado accionario del país, tendrá que presentar ante la Corte una recomendación de sanciones contra la ciudad de Miami y su exdirector de presupuesto, Michael Boudreaux, por haber violado la ley federal de valores y de transacción de acciones.

En su veredicto el jurado del SEC afirmó, entre otras cosas, que en 2009 Miami, a través de su director de presupuesto, hizo declaraciones engañosas sobre transferencias internas del presupuesto en tres emisiones de bonos por un valor de 153,5 millones de dólares. Además, el municipio, por medio de su encargado de las finanzas, tergiversó los informes de los años 2007 y 2008, con el fin de inflar las reservas y hacer parecer que la situación financiera del municipio era más saludable de lo que realmente fue, para lograr que las agencias de riesgo calificaran con buenas notas los bonos del municipio.

En ese entonces, en 2009, la ciudad de Miami estaba en una situación lamentable, casi al borde de la quiebra, y este tipo de manipulaciones del presupuesto violaba la ley, porque era como adulterar los estados contables de la ciudad.

“Si la SEC dice que va a imponerle una multa a Boudreaux y una orden para que en el futuro no vuelva a violar la ley federal de valores, entonces nosotros también vamos a responder con lo que podrían ser las sanciones adecuadas”, anticipó Ben Kuehne, abogado del exdirector de presupuesto de la ciudad de Miami, en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Según este abogado, la corte deberá tener en cuenta que “Boudreaux era un empleado de la ciudad, ganaba su salario, no se lucró de nada de eso [del cargo del que fue encontrado culpable], no compró bonos, ni invirtió en nada. En segundo lugar, ningún inversionista perdió un centavo, todos los bonos están en buen estado financiero y han sido pagados en su totalidad”, aseguró.

Khuene explicó que la decisión del jurado dejó ver que su cliente “no cometió el fraude contra los títulos valores cuando era el director de Presupuesto y tampoco ayudó a la ciudad de Miami a cometer ese delito. En lugar de ser el arquitecto del mismo, como lo dijo de manera falsa la SEC, el jurado encontró al parecer que él era sólo parte de la Ciudad cuando ésta se involucró en el fraude”.

Desde esa perspectiva, el abogado de Boudreaux indicó que “la corte debe reconocer que la sanción que reciba el exdirector del presupuesto de Miami debe ser muy moderada, porque no se necesita nada para que él haga una acción correctiva, y él ya no es funcionario de ese municipio. La Ciudad debe tomar los correctivos antes los problemas que hubo. Mi cliente fue un chivo expiatorio. Nunca volverá al servicio público como resultado de este pleito. No sólo ha sido humillado, sino que ya fue castigado”, enfatizó Kuehne.

La noticia sobre la posibilidad de que Miami podría ser objeto de una multa impuesta por un jurado federal, se da a conocer ahora, cuando quienes ocupaban cargos administrativos en aquel momento ya no están en funciones porque la investigación del caso demoró seis años.

De ser impuesta la multa, el monto de la sanción financiera podría ser pagado con dinero de los contribuyentes.

En 2009, cuando sucedieron los hechos investigados por la SEC, el alcalde era Manny Díaz.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas