domingo 5  de  febrero 2023
FLORIDA

Cómo impacta a Miami-Dade la bancarrota de FTX

La mayoría de los fondos del plan contra la violencia de armas de fuego de Miami-Dade provenían del patrocinio de la empresa FXT, ahora en bancarrota.

Diario las Américas | CÉSAR MENÉNDEZ
Por CÉSAR MENÉNDEZ

MIAMI. - La noticia sobre la bancarrota de la empresa de criptomonedas FTX cayó como un jarro de agua fría en la oficina de la alcaldesa de Miami-Dade, no solo por la decepción que produce el hundimiento del patrocinador del emblemático Miami Arena, sede del equipo Miami Heat, sino porque los jugosos fondos que esta empresa ofrecía en calidad de sponsor son la espina dorsal del Plan Paz y Prosperidad, uno de los proyectos estrella de la actual administración condal.

En junio de 2021, la Comisión del condado aprobó por unanimidad el plan Plan Paz y Prosperidad contra la violencia de armas de fuego que, con un presupuesto de unos 8 millones a gastar en los dos primeros años, ensamblaba una serie de programas en favor de la prevención de los delitos para frenar la violencia desbocada después de la pandemia de COVID-19.

El magnífico Plan incluía programas para la creación de empleo juvenil, pasantías y entrenamientos laborales, así como apoyo a las familias más vulnerables para sacarlas del ciclo de la violencia. Igualmente implementaba iniciativas de reinserción social para jóvenes y revitalización de comunidades y vecindarios deprimidos a través del embellecimiento y la mejora de infraestructuras públicas como el alumbrado. También contemplaba inversiones económicas en desarrollo habitacional, comercial y empresarial en áreas propensas a la violencia. Incluso algunos puestos policiales fueron sufragados con dinero del plan. Por ejemplo, dos puestos de analistas de delitos cibernéticos.

La operación policial Escudo Comunitario, que primeramente se conoció como Summer Heat, incluida en el plan, redujo la violencia armada en la comunidad y sirvió para retirar miles de armas de fuego de las calles influyendo en la disminución de un 50% de los tiroteos en el condado.

Cuando alguien entra a las páginas del plan, calificado de holístico por sus distintos acercamientos al problema de la violencia, saltan las alarmas al ver en la página 3 del documento que 7,218.476 de dólares de los 7,768.476 dólares totales del presupuesto de los dos primeros años del plan provenían de los fondos dispensados por FTX. Es decir, excepto 550.000 dólares, el resto era aportado por la fallida compañía de criptomonedas.

Por ello, el pasado 11 de noviembre, poco después de conocerse la noticia sobre la bancarrota de FTX, el condado se apresuró a hacer la siguiente declaración:

“Los informes sobre FTX y sus afiliados son extremadamente decepcionantes. El condado de Miami-Dade y el Miami HEAT están tomando medidas de inmediato para terminar nuestras relaciones comerciales con FTX, y trabajaremos juntos para encontrar un nuevo patrocinador para el Arena. Estamos orgullosos del impacto que nuestro Plan de Paz y Prosperidad, patrocinado por el comisionado del condado Keon Hardemon y financiado a través del acuerdo original, está teniendo en la prevención de la violencia y la creación de oportunidades para los jóvenes en todo Miami-Dade. Esperamos identificar un nuevo socio para continuar financiando estos importantes programas en los próximos años”.

Hasta aquí todo esto parece un movimiento sensato. Lo que sucede es FTX había acordado pagar 135 millones de dólares por tener el derecho del nombre del estadio por 19 años. Unos 95 millones dólares de este contrato con FTX serían dedicados al mencionado plan contra la violencia.

Las dudas que surgen son muchas. Por una parte, cuáles fueron los filtros que pasó FTX por parte de los departamentos del condado antes de escogerla como patrocinador de uno de los símbolos de la ciudad. ¿Cómo llega FTX al condado? ¿Qué auditorías pasó la compañía? ¿Por qué se escoge una compañía con tan poca trayectoria en el mundo empresarial entre otros potenciales patrocinadores? Si las respuestas a todas estas preguntas señalan a que la eligieron por el monto que puso sobre la mesa para tener su nombre a la vista de todos y seguir cometiendo sus fechorías, la siguiente pregunta lógica es: ¿Existe en el mercado otra empresa capaz de igualar la oferta de patrocinio de FTX - que triplicaba lo que usualmente pagaba American Airlines- y que permita mantener con vida el ambicioso Plan de Paz y Prosperidad?

Al contactar al Condado con estas interrogantes respondieron:

“El condado de Miami-Dade actualmente está explorando todos los caminos legales y los posibles próximos pasos con respecto al acuerdo con FTX”.

“Según el acuerdo actual, ya hemos recibido dos pagos por un total de casi $20 millones de dólares, y el próximo pago vence en enero. Si FTX no puede cumplir con su compromiso con el Condado, trabajaremos para identificar fondos alternativos a fin de cerrar la brecha a corto plazo y continuar financiando nuestro Plan de Paz y Prosperidad”.

“Estamos orgullosos del impacto que nuestro Plan de Paz y Prosperidad ya está teniendo en la prevención de la violencia y la creación de oportunidades para los jóvenes en todo Miami-Dade, como lo demuestra la evaluación del primer año del Plan, y estoy comprometida en garantizar que estos importantes programas continúen”, afirmó la alcaldesa Daniella Levine Cava a través de esta declaración a DIARIO LAS AMÉRICAS.

La empresa de criptomonedas en bancarrota le debe a más de 100.000 acreedores. En el momento de echar el cierre tenía un déficit de 10.000 millones de dólares.

Debido a la bancarrota un juez emitió una orden de "suspensión" que impide que cualquier entidad actúe en contra de la empresa, esto incluye la rescisión del acuerdo de patrocinio que pretende realizar Miami-Dade. ¿Ahora qué?

@menendezpryce

cmenendez@diariolasamericas.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar