MIAMI.- Las congresistas demócratas por Florida Donna Shalala, Debbie Wasserman Schultz y Debbie Mucarsel-Powell se personaron este lunes en el albergue temporal para inmigrantes menores de Homestead, al sur de Miami, pero no fueron autorizadas a entrar, lo que calificaron como "una violación de la ley federal".

"El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) ha violado una ley federal", dijo Wasserman Shultz a la prensa, después de haber explicado a directivos de la compañía que administra el albergue las razones por las que legalmente no se puede negar el acceso a miembros del Congreso.

Te puede interesar

El HHS anunció este domingo su negativa a permitirles el acceso a las congresistas demócratas y argumentó que requieren una notificación mínima de dos semanas y que esa ha sido la política a seguir desde 2015.

Un guardia que atendió a las congresistas les dijo que era necesario solicitar permiso de visita con dos semanas de adelanto, a lo que Wasserman Shultz respondió frente a las cámaras de televisión que la ley no establece eso, pero aún así no pudieron entrar.

Las congresistas se proponían inspeccionar el albergue debido el anuncio de que en el transcurso de este mes se va a aumentar las camas disponibles en ese centro de 2.350 a 3.200 para menores con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años.

Precisamente ella es la congresista que en junio pasado introdujo a debate parlamentario un proyecto, que hoy es una ley "firmada por el presidente Donald Trump", como recalcó al guardia, por la que no se puede impedir la entrada de un miembro del Congreso a cualquiera de esos centros en el territorio de los Estados Unidos.

En un comunicado conjunto difundo este domingo, después de que fueran informadas de que no se les iba dejar entrar al Refugio Temporal de Homestead para Niños Extranjeros No Acompañados (UAC), Shalala, Wasserman Schultz y Mucarsel-Powell insistieron en acudir al centro de detención y subrayaron que el anunciado aumento del número de camas amerita "una inmediata inspección" de ese centro operado por la empresa CHS (Comprehensive Health Services).

Mucarsel-Powell y Shalala visitaron el centro de Homestead en febrero pasado como parte de una delegación que inspeccionó las instalaciones.

"Durante nuestra última visita a Homestead, fuimos testigos de niños que vivían en condiciones estrechas, parecidas a una prisión", agregaron las legisladoras.

No obstante, las autoridades aseguran que los niños y jóvenes allí retenidos cuentan con las comodidades adecuadas, además de una buena alimentación, educación y atención médica.

Desde 1997 un acuerdo judicial otorga garantías a los menores de edad detenidos. Es el llamado Acuerdo Flores que establece un plazo máximo de 20 días para tener detenido a un menor.

Parte de la demora, según argumentan las autoridades, está dada por el largo proceso de búsqueda y selección de adultos que se harían responsables de estos menores.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas