MIAMI.- El cierre del refugio temporal, ubicado en Homestead, para menores que han llegado solos a EEUU es el pedido hecho este martes por parte de las congresistas Debbie Wasserman Schultz (distrito 23), Debbie Mucarsel-Powell (distrito 26) y Donna Shalala (distrito 27), quienes además exigieron hacer con mayor rapidez la transición de entrega de estos niños a sus familias o representantes.

En la actualidad este centro alberga a 2.026 menores de edad, entre los 13 y los 17 años. Tiene una capacidad para 2.142 niños, pero el número se ha incrementado a 2.350, según reportes.

Te puede interesar

Las autoridades federales anunciaron que el número de camas en el refugio ascendería a 3.200. El refugio es administrado por la empresa Comprehensive Health Services, subsidiaria del grupo Caliburn.

El pasado viernes 31 de mayo fue radicada en California una demanda contra el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) encargado de supervisar y otorgar el contrato a la empresa que administra ese centro de detención.

La demanda acusa al DOJ de violar el acuerdo Flores que requiere, por una parte, que los menores en custodia sean alojados bajo ciertos estándares, entre ellos que el estado dé licencia a esos centros, y por otra que el gobierno libere a esos jóvenes en un plazo de 20 días.

Después de visitas previas de supervisión a las instalaciones [de Homestead], las tres congresistas expresaron su preocupación por loque califican como "duras condiciones, recursos inadecuados y estadía prolongada de los jóvenes”, de acuerdo con un comunicado emitido por las representantes federales.

Cuando las legisladoras quisieron regresar a Homestead, después del anuncio del gobierno para ampliar la capacidad del centro de detención, les fue prohibida la entrada.

De acuerdo con Mucarsel-Powell, “el pasado 1 de junio comenzó la temporada de huracanes, y ni la Administración ni la compañía que opera las instalaciones tienen un plan de evacuación de huracanes establecido".

"Cuando visité las instalaciones por primera vez, quedé muy sorprendida y con el corazón roto por las condiciones de las instalaciones donde están detenidos los niños, muy similares a las de una prisión”, asegura la congresista.

Por su parte Shalala puntualizó que “después de revisar los documentos de la Corte, creo que es el momento de tomar medidas para cerrar el centro de Homestead, y transferir estos niños, que no están acompañados por un adulto, a refugios más pequeños, manejados por organizaciones especializadas, sin ánimo de lucro, que por años les han dado la bienvenida a los inmigrantes”.

Para Wasserman Schultz, “el permanente crecimiento en el número [de niños en el refugio de menores] y prolongación en su estadía, no significa que ese centro sea temporal y de emergencia. El Gobierno de Trump debe finalmente darles a estos jóvenes condiciones humanas de vida digna, que aseguren los derechos humanos básicos y ofrezcan apoyo y servicios integrales”.

En un pedido de información solicitado por DIARIO LAS AMÉRICAS, parte de la respuesta ofrecida por el centro de relocalización de refugiados (Office of Refugee Resettlement, ORR) insiste en que "los niños bajo los cuidados de este refugio temporal en Homestead no son prisioneros. No hay celdas con rejas ni puertas con seguro. De igual manera que las escuelas en cualquier comunidad del país, los refugios tienen horarios y reglamentos para proveer estabilidad y una rutina a los niños, como por ejemplo caminar el fila por el edificio cuando vas a clases".

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas