FORT LAUDERDALE.- El cuarto juicio contra el español Pablo Ibar por un triple asesinato ocurrido en 1994 comenzó hoy en EEUU con el desafío de encontrar 200 posibles jurados que estén dispuestos a dedicar cuatro días a la semana a las audiencias, hasta enero de 2019.

El juez Dennis Bailey abrió el proceso de selección de los 12 integrantes del jurado con el que arrancó hoy en Fort Lauderdale, 45 kilómetros al norte de Miami, este nuevo juicio a Ibar, quien lleva preso 24 de sus 46 años por las muertes de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers.

Grupos de cincuenta posibles miembros del jurado iban entrando a la sala, donde el juez Bailey les advertía que sería un proceso largo y complejo, y los instaba a decir si ello implicaba grandes molestias o posible pérdida del empleo, entre otras.

Vestido de traje y corbata, Ibar tomó nota de las entrevistas realizadas por el juez a cada unos de los primeros 200 entrevistados.

"Nuestro objetivo es cumplir cien en la mañana y cien en la tarde (cada día) hasta que con suerte recolectemos doscientos jurados potenciales, que regresarán a fin de mes para que podamos comenzar nuestra verdadera selección de jurado", manifestó a Efe Joe Nascimento, uno de los abogados defensores.

El juez Bailey explicó a los candidatos a jurados que durante octubre se iba a hacer la selección de los 12 miembros para comenzar en noviembre la presentación de la evidencia.

Sin embargo, Nascimento señaló a Efe que la selección podría tardar hasta mediados de noviembre.

En ese mismo sentido se pronunció Cándido Ibar, padre del acusado, quien acudió a la corte con dos de las cuñadas del reo.

Cándido Ibar señaló a Efe que estaba decepcionado ya que tenía la esperanza de que de cada grupo de cincuenta se escogieran al menos siete, no una media de tres, como ocurrió en los dos primeros grupos.

"A este paso va a acabar el año que viene", se lamentó.

Ibar estuvo 16 años en el "corredor de la muerte", pero la Corte Suprema de Florida anuló hace dos años la condena a la pena capital, porque las pruebas presentadas contra él fueron "escasas" y "débiles".

"Esta es realmente su única oportunidad de obtener un juicio justo", manifestó Nascimento al destacar la importancia de la selección del jurado de 12 miembros y "seis alternos".

Aseguró que se trata de un caso "monumental y difícil, no solo porque la evidencia es de 1994, sino que han sido múltiples juicios".

Ibar ha sido sometido hasta ahora a tres proceso legales, de los cuales uno terminó sin que el jurado pudiera emitir un veredicto unánime, otro fue declarado nulo y un tercero, en el año 2000, concluyó con una condena a muerte que 16 años después fue anulada por la Corte Suprema de Florida, la cual ordenó que fuera juzgado de nuevo.

"Necesitamos su ayuda", subrayó hoy el juez Bailey a los posibles jurados.

Aclaró que la idea es servir de lunes a viernes, con excepción del miércoles, y que habrá sólo recesos para las fiestas de Acción de Gracias y Navidad, y que "esto no es como en el cine o la televisión que se sabe cuándo va a terminar".

Durante la jornada, la mayoría de los "potenciales jurados" tuvieron objeciones especialmente por su trabajo, el cuidado de menores o ancianos, viajes ya planeados, e incluso algunos que por dolores de espalda no podrían estar sentados por mucho tiempo.

La disponibilidad de tiempo es la primera fase en la elección del jurado. Una vez se alcancen los 200 posible jurados, se tratarán temas más complejos.

Eso hace prever a ambas partes que será un proceso de elección largo, al igual que lo será el juicio, que incluso se puede prolongar más allá de enero, a una "segunda fase", según dijo hoy el juez Bailey.

Sin embargo es una opción que rechazó de plano Nascimento. "Si él es condenado, la segunda fase sería la fase de pena de muerte", dijo.

Indicó que en ese caso pasarán a una segunda parte donde ambas partes presentan evidencia "porque están buscando la pena de muerte. Por lo tanto, es el jurado el que debe recomendar unánimemente que será condenado a muerte".

El abogado sin embargo insistió en que esta es la oportunidad de un juicio justo y de evidenciar fallos de la parte acusatoria.

"Hay una larga lista de cosas que han fallado, en lo que se refiere a la identificación de testigos presenciales, el interrogatorio cruzado de testigos. Descubrimos años después que a los testigos se les pagó por su testimonio. Potencialmente encontramos que ha habido evidencia que no ha sido revelada", manifestó.

Agregó que cada testigo dio su testimonio varias veces y muchas de las historias "han cambiado con el tiempo".

"Estamos tratando de sortear todo eso", indicó Nascimento.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas