Embed

MIAMI.- El opositor cubano Ramón Arboláez fue sometido a “cuatro biopsias y varias tomografías” para establecer la gravedad del cáncer que padece en la base de la lengua, explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS su médico de cabecera, Alfredo Melgar.

Arboláez llegó el pasado sábado a Miami y de inmediato fue ingresado en el Jackson Memorial Hospital para tratar de salvarle la vida, luego de permanecer más de ocho meses sin atención médica en la frontera entre México y Estados Unidos.

Te puede interesar

El galeno señaló que acorde con el resultado de las biopsias, “así será la conducta a seguir, porque puede ser quimioterapia, radiaciones o una combinación de las dos, y si es necesario habrá que realizar una cirugía para extraer el tumor y hacer lo que se llama una cirugía reconstructiva”.

Melgar aseguró que el activista cubano de 45 años, quien tras cruzar la frontera entre México y EEUU permaneció cinco días detenido en Yuma, Arizona, y al salir pudo viajar a Miami, “se ve deteriorado físicamente, tiene un tubo nasogástrico, pero tiene muy buen ánimo de salir adelante”.

En opinión del médico internista, el cáncer que sufre Arboláez avanzó demasiado “por falta de atención”, a lo que agregó: “Se perdió mucho tiempo mientras estuvo varado en México, sin ninguna atención apropiada”.

Melgar cuestionó el dictamen que le diera al opositor un “doctor cubano” que lo auscultó en México, quien habría asegurado que el paso pertinente era “cortarle la lengua”. A su juicio, “esto es antiético y antiprofesional” y más, según dijo, “en estos tiempos de tantos avances en la medicina”.

El padecimiento de Arboláez le produce “dolor, sangramiento y dificultad para tragar”, además de una “notable pérdida de peso”, apuntó el galeno que también es el médico de la Dama de Blanco Xiomara Cruz Miranda, que arribó a Miami en enero pasado para someterse a un riguroso tratamiento.

El tipo de cáncer que sufre el activista cubano puede ser causado por la exposición a alguna sustancia química o al humo del tabaco, según Melgar, para quien la recuperación de Arboláez es “posible” porque “cuando la fe en Dios se une con la ciencia, no hay nada imposible”.

La falta de atención médica oportuna ocasionó, según Melgar, que el cáncer “se extendiera a la mandíbula y a los ganglios linfáticos”. De acuerdo con el facultativo, esta dolencia “ya es más frecuente por estos días”.

El trabajo de Melgar desde que el paciente fue ingresado en el Jackson Memorial Hospital consiste en “coordinar” con los especialistas “el procedimiento a seguir, de acuerdo con las biopsias” y luego “determinar un tratamiento cuando tenga el alta, como hemos hecho con Xiomara [Cruz Miranda]”.

El caso de la Dama de Blanco cobró notoriedad a principios de año luego de que finalmente el régimen cubano permitiera su salida de la isla, en donde habría sido “víctima” de la “inoculación de algún virus”, según dijo a su llegada a Miami y como también lo afirmó el doctor Melgar.

El activista cubano llegó en compañía de su esposa Yaneisy Santana y sus dos hijos menores, mientras que la hija mayor de la pareja tuvo que quedarse en México por restricciones migratorias al tratar de ingresar a los Estados Unidos.

Laura Jiménez, abogada de Arboláez, explicó que su cliente debe “cumplir con la orden de supervisión [que implica presentaciones periódicas ante las autoridades de inmigración] y luego vamos a iniciar los trámites para un asilo político”.

El opositor, su esposa e hijos salieron de Cuba rumbo a Trinidad y Tobago en noviembre de 2016 y formaron parte del grupo de cubanos que estuvieron más de un año varados en ese país.

Allí sufrieron “detenciones, maltratos y hambre”, a pesar de ser reconocidos como refugiados por la ACNUR, de acuerdo con el relato del activista.

Más tarde, el grupo de migrantes atravesó Venezuela en enero de 2019 y, en abril del mismo año, lograron cruzar la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá.

La familia de Arboláez arribó a México en agosto de 2019 y en octubre al opositor le fue diagnosticado un cáncer agresivo en la base de la lengua.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.85%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.58%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 31.06%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.51%
1156 votos

Las Más Leídas