MIAMI.- Las elecciones primarias por la alcaldía del condado Miami-Dade están a la vuelta de la esquina, el 18 de agosto, y en medio de una preocupante pandemia de coronavirus, que no parece tener fin, se impone la necesidad de abordar cómo los candidatos planean solucionar los problemas de todos.

Por ello, DIARIO LAS AMÉRICAS retoma la serie de entrevistas que comenzó antes de la crisis sanitaria y conversa con la comisionada y única mujer aspirante a la alcaldía condal Daniella Levine Cava, que ostenta más de 30 años de servicio comunitario y seis al frente del distrito 8 que representa, sobre sus prioridades acerca de los efectos que tendrá el coronavirus, el tránsito y el transporte público, así como la inequidad social, el alto costo de la vida y la vivienda, además del cambio climático y las relaciones con el Gobierno estatal de Florida.

Te puede interesar

-¿Cuáles serían sus prioridades como alcaldesa de Miami-Dade?

Mi preocupación principal es el nivel de vida de los residentes del condado. Muchas personas tienen que tener más de un trabajo para poder hacer frente a los gastos básicos y eso no está bien. Hay que buscar la forma de mejorar los salarios y bajar el precio de la vivienda. Además, hay que atender la necesidad de mejorar el tráfico. Todos perdemos tiempo cuando conducimos un vehículo o viajamos en autobús o metro y la solución es ampliar la red de transporte público confiable para dejar el uso de automóviles o quienes no los tienen puedan moverse mejor para ir al trabajo. No podemos seguir construyendo carreteras para ahorrar seis minutos. Luego se convierte en una excusa para crear más urbanizaciones. También hay que atender los problemas del medio ambiente. Aquí tenemos un riesgo muy grande por la subida del mar y la entrada de sal a las fuentes de agua dulce que tenemos en Los Everglades. Hay que elevar ciertas calles y añadir bombas de agua para evitar inundaciones, así como terminar de arreglar el sistema de alcantarillas y aguas negras.

-Miles de locales comerciales, pequeñas empresas, residentes del condado y toda la red impulsora de la economía condal entran en una preocupante crisis económica que afectará otras esferas de la sociedad. Se impone un plan. ¿Cuál es el suyo?

Debemos adelantarnos a ello y por eso he convocado una reunión de emergencia de la junta de comisionados del Condado. Como legisladores debemos estar preparados para tomar decisiones rápidas, guiadas por los médicos y los datos, para garantizar la salud y el bienestar de todos. Simplemente decir que los casos están siendo monitoreados no es suficiente.

-Tras 18 años de haber sido adoptado el impuesto del medio centavo, solo hemos construido 2.4 millas más de Metrorail. ¿Qué puede decirle al electorado sobre eso?

Lo que se prometió entonces fue una mentira. Originalmente se dijo que costaría un centavo más y luego se bajó a medio centavo (para que fuera aprobado por el electorado). Entonces, esperábamos por algo que no era posible. Sí, hemos añadido autobuses, mejorado carreteras y empezado otros proyectos, pero debemos invertir más con miras al futuro. Ya tenemos un bus exprés en la autopista 836 (Dolphin Expressway) y planes para crear una red de autobuses rápidos al sur. Me parece que pronto podremos construir un tren liviano a Miami Beach. Todo eso ayudaría (a mejorar la movilidad) pero tenemos que hacerlo más rápido y en eso me quiero enfocar.

-Se dice que una parte de los 3.000 millones recaudados por el medio centavo, unos 1.700 millones, fueron utilizados para pagar mantenimiento y otros asuntos del presupuesto. Otros aspirantes a la alcaldía proponen reponer ese dinero al fondo de Transporte. ¿Qué cree usted?

Los fondos del Condado no crecen. Y si desviamos dinero del presupuesto ahora, qué vamos a hacer con los otros programas públicos. Estoy de acuerdo en ampliar el transporte público pero reponer esa cantidad de dinero sería demasiado si no aumentamos los impuestos. Y no creo que alguien quiera aumentar impuestos.

-¿Replantearía la propuesta del medio centavo o cuenta con algún plan para ampliar los fondos con la ayuda de los gobiernos estatal y federal?

No podemos hacer nada sin fondos adicionales del estado o Washington. Tenemos las propuestas y las aprobaciones, pero no con la mentira del medio centavo. Hoy, tras años de recuperaciones, sienten más confianza en nosotros y están listos para invertir.

- Preocupa la inequidad social. La brecha entre la clase alta y la baja aumenta, y eso es precisamente lo que sucede en los países menos favorecidos. ¿Qué propone para mejorar esa situación?

Mi plan es continuar ayudando a los más necesitados. Desde los niños hasta los mayores. Tenemos que promover la creación de empleos mejor remunerados. Por ejemplo, empleos verdes, sobre la base de la sostenibilidad. Vivimos en el estado del Sol y sin embargo no empleamos a plenitud la energía solar. Esto, junto a la creación de una infraestructura que nos proteja de la subida del mar ayudaría a crear mejores empleos. Al mismo tiempo, seguimos insistiendo en la importancia de la educación, de conocer varios idiomas y ampliar los conocimientos profesionales, con la asistencia de la autoridad escolar y empresas privadas. Tenemos planes pero necesitamos unirlos para hacer crecer la economía y el nivel de vida.

- Estamos al borde de una grave crisis de vivienda. La inversión extranjera está marcando la pauta de los precios y los salarios en Miami no son proporcionales a esa alza vertiginosa ¿Qué más se puede hacer para cubrir el alto déficit de apartamentos más económicos?

Tengo un plan para utilizar terrenos del Condado, que están disponibles y podemos usar, para promover la edificación, de la mano de la empresa privada, de al menos 10.000 viviendas asequibles al año. Si proveemos el terreno, sin costo para el urbanizador, podemos ayudar a aminorar los gastos de construcción.

-Las relaciones entre Miami-Dade y Tallahassee no están bien. Además del infortunio de la autoridad de autopistas MDX, hay una opinión generalizada de que el Gobierno estatal no es justo con nuestro condado.

Siempre busco la manera de pactar, de que ambas partes ganen. Y es necesario aplicar el sentido común. Solucionar los problemas que puedan existir. De hecho, ya estamos hablando. Hay que buscar la manera de solucionar las diferencias.

jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas