MIAMI.- Desmond Mead, el presidente de la coalición de restablecimiento del derecho al voto de Florida y líder de la Enmienda 4 aprobada por los votantes en las elecciones de noviembre de 2018, dijo estar “esperanzado” en que pase la propuesta del Senado, “porque se acerca más al espíritu de la enmienda”, según lo afirmó en declaraciones exclusivas para DIARIO LAS AMÉRICAS.

Este miércoles la Cámara aprobó un proyecto de ley en el que requiere que los exconvictos que busquen recuperar su derecho al voto, paguen todas las obligaciones financieras ordenadas por los jueces, entre ellas multas y costos de la Corte.

Te puede interesar

De acuerdo con los críticos de esa iniciativa legislativa (HB7089), aprobada por 71 votos a favor (republicanos) y 45 en contra (demócratas), se aprobaron “demasiadas restricciones” para los que buscan volver a tener la posibilidad de ejercer su derecho al voto.

Embed

También afirmaron que la propuesta de ley frustraría la voluntad de más de cinco millones de votantes que apoyaron la enmienda 4, es decir, el 61% de los electores.

La iniciativa del Senado (SB7086) propondría el pago total de la restitución, pero no otras obligaciones. Según Meade, “esa es una versión mucho mejor, que está en línea con la voluntad de los votantes”.

Además, le gusta porque el liderazgo bipartidista de esa célula legislativa trabajó unido para “establecer un lenguaje parecido al de la enmienda 4” y, por otra parte, porque “no expande las obligaciones financieras sobre todo a personas que no son millonarias”.

Lo que aprobaron los electores con la enmienda 4 es que hubiera una restitución automática del derecho al sufragio, con la excepción de aquellos que hubieran cometido asesinato o delitos sexuales.

Desde el pasado 8 de enero, cientos de exconvictos se acercaron a las diferentes oficinas de los supervisores de elecciones a registrarse para votar.

“Se trata de la participación de la gente en la democracia”, puntualizó Meade. “Es un asunto del pueblo, no de los políticos”, añadió el líder de la enmienda, quien fue seleccionado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes en 2019.

Meade subrayó que “estaríamos dispuestos a luchar hasta llegar a la Corte Suprema para hacer respetar la enmienda”.

Otra enmienda, la de la marihuana medicinal, aprobada por más del 70% de los votantes, también tuvo restricciones, impuestas por el Parlamento estatal, como la de fumarla. La ley, firmada por el entonces gobernador Rick Scott, fue demandada, y los demandantes ganaron el caso.

El Gobierno apeló, pero el nuevo gobernador, Ron DeSantis, dejó en manos de Senado y Cámara la decisión final. Y efectivamente, los legisladores levantaron la restricción de no fumar el cannabis medicinal.

La semana entrante el Senado debatirá y votará sobre su propio proyecto de ley. La tarea más difícil será, en caso de aprobarse tal propuesta, lograr un lenguaje común entre los dos proyectos. La versión del Senado afectaría a 700.000 floridanos.

Se suponía que con la aprobación de los electores de la enmienda 4, más de un millón de exprisioneros que cumplieron sus penas habrían recuperado, sin condiciones, el derecho automático al voto.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas