MIAMI.- Al grito de “queremos regresar” y “los políticos nos han dado la espalda”, se manifestaron los propietarios del edificio 5050 del noroeste, en la 7 Calle de Miami, en el marco de una protesta para conmemorar el primer aniversario del desalojo sufrido por parte de las autoridades de la ciudad de Miami.

“Estamos aquí para conmemorar un año de vivir fuera de nuestras casas”, sostuvo Moises Abella, propietario y miembro de la junta del condominio.

Te puede interesar

“El mes que viene, muchos de nosotros estaremos nuevamente en la calle, ya que la ayuda que nos brinda Camillus House, para alquilar una vivienda, llega a su final”, mostró su preocupación Abella.

Según este propietario, que ahora se encuentra viviendo en un apartamento alquilado por la mencionada organización benéfica en un edificio de Hialeah, junto a otras 13 familias, ya les advirtieron que ellos tendrán que comenzar a pagar el alquiler de su bolsillo.

Hasta ahora Camillus House había asumido el pago de los alquileres de algunos de los 137 propietarios que no tenían dónde vivir y todavía están pagando la hipoteca de la vivienda desalojada.

“Camillus House nos comunicó que septiembre, octubre y noviembre lo debemos pagar nosotros de nuestro bolsillo”, indicó Nelia Torres, que actuó de portavoz de los propietarios del edificio afectado y leyó una alocución a la prensa.

“Nos desalojaron de nuestros hogares diciendo que el edificio corría peligro por cinco columnas dañadas debido a un mal trabajo que ordenó la anterior Junta de propietarios”, recordó Torres.

Después explicó que los vecinos del edificio no se quedaron de manos cruzadas y lograron expulsar a la anterior Junta, constituir una nueva y contratar otra empresa para administrar el edificio.

“Somos 137 familias tratando de echar adelante nuestra propiedad. Queremos que la ciudad de Miami nos la devuelva y que no la derrumbe porque es nuestro único patrimonio”.

Más tarde, Torres se refirió a la labor de los políticos: “Ninguno nos dio la mano. Todos prometieron y no cumplieron, se cruzaron de brazos y se han mantenido mudos, ciegos y sordos”.

“El pasado 27 de septiembre, enviamos una carta a todos los comisionados de la ciudad de Miami, al senador Marco Rubio, a la congresista María Elvira Salazar, a la alcaldesa Daniella Levine Cava, al alcalde Francis Suárez y a la fiscal estatal de Miami-Dade Katherine Fernández-Rundle. Todavía estamos esperando las respuestas”, se quejó.

Torres advirtió, que “nadie nos va a callar y vamos a seguir manifestándonos por nuestra propiedad”.

Por su parte, Dmitri Asanov, quien es inversor inmobiliario y compró una unidad para alquilarla, se quejó de no haber podido hacer su negocio.

Asanov dijo que, a pesar de que el edificio lleva un año cerrado, él tuvo que pagar 5.500 dólares de un cargo especial para la reparación que se lleva a cabo, 373 dólares cada mes de cuota del condominio, los impuestos de su propiedad y el seguro. Unos pagos que deben enfrentar todas las familias para no perder sus propiedades.

“Afortunadamente, yo lo puedo asumir, pero mi corazón está con estos vecinos propietarios, que muchos son personas mayores cuyo único sustento es una modesta jubilación. Nos sentimos abandonados y que a nadie le interesa lo que está sucediendo”, subrayó

“Nuestra batalla es con el Departamento de Construcción de Miami, que cada vez pone más obstáculos. En la última reunión con Asael Marrero, director del Departamento, nos dijo que ahora le preocupaban las condiciones del parking del edificio. Nosotros no queremos que nos cree más problemas, queremos que nos busque soluciones, que nos ayude para que el proceso sea más rápido”, apuntó Asanov.

Este propietario inversor aseguró que había visitado las oficinas del senador Rubio, con la idea de que le facilitaran un préstamo a la asociación de vecinos para realizar los arreglos requeridos. “La respuesta fue que FEMA se opuso debido a que los fondos disponibles serían destinados para los afectados por el desplome de Surfside”.

“El alcalde Francis Suárez nos prometió tendernos la mano, y la única ayuda que hemos recibido de su parte fue la extensión por unos cuantos días del alquiler del hotel, al principio de nuestro desalojo”, afirmó Asanov.

“Hace un año, cuando nos manifestamos en la Ciudad, logramos que Suárez se reuniera con nosotros. Nos prometió que él nos apoyaría para conseguir un préstamo de 200.000 dólares necesarios para los arreglos. Pero no lo hizo. Ellos [los políticos ] dicen que la ciudad está llena de dinero para ayudas y resulta que no nos ayudan”, lamentó Torres.

“A partir de ahora, vamos a convocar las manifestaciones en la Ciudad de Miami, en la sede del condado de Miami-Dade y vamos a acudir nuevamente a la fiscalía hasta que alguien nos atienda, nadie nos va a callar”, insistió.

DIARIO LAS AMERICAS trató de abordar el tema con el alcalde Suárez, pero no estaba disponible, según afirmó Soledad Cedro, su directora de comunicación.

Las autoridades de la Ciudad desalojaron el edificio el 9 de agosto de 2021 por considerarlo una estructura insegura. Entonces, no había pasado la inspección de los 40 años como requiere la normativa condal.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.52%
26754 votos

Las Más Leídas