MIAMI. - La Naturaleza ha sido benévola con Florida durante esta temporada ciclónica, pero sigue latente el peligro de que las aseguradoras de viviendas no puedan afrontar las pérdidas materiales de un huracán de gran magnitud.

De hecho, la aseguradora estatal Citizens continúa sumando pólizas, a medida que firmas privadas de seguros anuncian aumentos, desechan clientes por supuestas pérdidas financieras o simplemente desaparecen.

Te puede interesar

Acorde con el portal de Citizens en Internet, la aseguradora estatal suma más de un millón de pólizas, la mayoría de ellas en el sur de Florida, donde las pérdidas materiales suelen ser mayores.

El director de Comunicaciones de Citizens, Mark Friedlander, aseguró que la firma estatal “es financieramente sólida”, pero que “sus reservas parecen ser inadecuadas para atender una catástrofe de mayor envergadura”.

En efecto, Citizens cuenta, según Friedlander, con 11.300 millones de dólares (eso que llaman en inglés 11.3 Billion dollars) para dar respuesta a reclamaciones.

Entretanto, las aseguradoras privadas no confirman cuánto tienen para desembolsar en Florida.

“Suponiendo”, comentó el agente de seguros de Access Insurance, Mario Moreno, en Miami, "que las aseguradoras privadas aporten una cifra similar, no creo sería suficiente para afrontar una catástrofe como la que tuvimos en Miami-Dade con el huracán Andrew hace 30 años”.

Según un informe del grupo asegurador Swiss Re, Andrew ocasionó más de 26.500 millones de dólares en pérdidas materiales, de los que sólo 15.500 millones fueron asumidos por las aseguradoras. El resto fue compensado por los gobiernos federal, estatal y préstamos particulares.

Opciones

Citizens, que se creó como una aseguradora de último recurso, ha sido inundada de pólizas durante los últimos dos años.

Acorde con aseguradoras y legisladores, miles de reclamaciones fraudulentas afectan la salud financiera de las compañías de seguros.

En resumen, son reclamos ilegítimos, montados por propietarios y alimentados por intermediarios, que suman millones de dólares y desangran tanto a Citizens como a otras aseguradoras.

En realidad, una de las prioridades del Gobierno estatal es atender el fraude que, unido al aumento del costo de la construcción, la vivienda y la percepción financiera de firmas privadas, genera el alza de tarifas y la disponibilidad de aseguradoras.

Por ello, el Congreso estatal sostuvo una reunión extraordinaria en mayo, cuyas resoluciones adoptadas tendrían “beneficios palpables en 18 meses”, o sea a mediados de 2023, según anticipó el senador republicano Jim Boyd, presidente del Comité Senatorial de Banca y Seguros y promotor de la moción legislativa.

Vivencias

Francisco, jubilado y vecino de Westchester, reparaba una parte del techo de su casa cuando la aseguradora estatal Citizens le canceló el seguro.

“Me dijeron que una parte del techo tenía ciertas irregularidades, que yo estaba atendiendo, pero dada la demora del techero y la inspección del Condado Miami-Dade no dio tiempo a estar lista”, explicó.

Efectivamente, Francisco y su familia se quedaron sin seguro de vivienda el 31 de mayo, en pleno apogeo de la temporada ciclónica.

“Lo correcto, lo humano, hubiera sido que me dijeran ‘descontinuamos el seguro del techo’, y que dejaran el resto de la casa asegurada”, pero no fue así, reclamó.

Para reparar el techo, Francisco solicitó un préstamo al banco, y cuando la institución financiera supo que Citizens le canceló el seguro rápidamente le reclamó y le asignó un seguro parcial para cubrir el préstamo que recibió.

De esta manera, prácticamente el resto de la casa queda a merced de la suerte y lo que el estado o el Gobierno federal pueda proveer.

Descalificación

La firma independiente Demotech Inc., que califica la salud financiera de aseguradoras, disminuyó las puntuaciones de las empresas FedNat Insurance Co., United Property & Casualty Insurance Co., Bankers Specialty Insurance y First Community Insurance, lo que pudiera afectar aún más a Citizens, por ser una aseguradora subvencionada en parte por el estado de Florida.

Según el agente de seguros de Access Insurance, "normalmente, si una aseguradora no tiene calificación A, la compañía hipotecaria no acepta que la vivienda sea asegurada por esa compañía".

En efecto, bancos e instituciones financieras suelen pedir altas calificaciones de aseguradoras, lo que limitaría aún más la oferta de seguros en Florida.

Mario compró su pequeña casa hace 25 años y aún debe cinco años de hipoteca. El banco le exige tener seguro de vivienda, pero su aseguradora fue descalificada y ahora, tras haber pagado 4.500 dólares, le dicen que tendrá que buscar otro seguro cuando el actual contrato caduque.

A Sandra, vecina de Miami Beach, también le llegó una carta que le anuncia la cancelación de la póliza.

“Es como comenzar de nuevo”, reflexionó. “Buscar seguro, pagar inspección y esperar respuesta. Al final, tuve que acudir a Citizens y fue la misma historia: inspección, espera y más de 5.000 dólares a pagar”, acentuó, además de tener en cuenta los casi 3.000 que tiene que pagar por impuestos a la propiedad y las facturas regulares de agua, electricidad, etc.

Otros, que no deben hipoteca, optan por renunciar a tener seguro, pero viven con la incertidumbre de que “si un huracán me lleva el techo, tendré que acudir al gobierno para afrontar la reparación”.

Y esa es la incógnita que tal vez los legisladores y el Gobierno estatal no tienen en cuenta. Si un huracán causa daños, tanto el estado como el Gobierno federal tendrán que asumir una buena parte de los gastos.

Antecedentes

La tensa situación comenzó hace casi 30 años, cuando el huracán Andrew azotó el sur de Florida y decenas de compañías de seguro se fueron a la quiebra o simplemente abandonaron el estado.

En los últimos dos años, conforme a informes oficiales, las pólizas de 400.000 floridanos no fueron renovadas porque varias aseguradoras dejaron de otorgar pólizas, mientras otras salieron del mercado.

Mientras tanto, el precio a pagar por una póliza de seguro para vivienda continúa en aumento, y en muchos casos no hay dónde encontrar una.

jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.52%
26727 votos

Las Más Leídas