MIAMI— Para el pintor cubanoestadounidense Fredy Villamil los sucesos del pasado domingo 11 de julio en Cuba le tocaron muy de cerca. El artista, que reside en Miami desde 2010, no pudo evitar la emoción al recibir las primeras noticias del estallido social, cuyo germen se ubica, justamente, en su barrio natal, San Antonio de los Baños.

Con un montón de sentimientos encontrados, pintó “Patria y Vida” en una obra que estaba realizando. De este modo se fueron sumando piezas que describen a una Cuba sumida en la incertidumbre pero con una luz de esperanza. Y a través de las artes plásticas, cuyo lenguaje es universal, el artista decidió poner su talento en función de un mensaje claro: Cuba libre.

Te puede interesar

Este proyecto suma voces y apoyo como el de este rotativo, que ha comenzado a incorporar las obras de Villamil en las portadas internas de una sección especial dedicadas a Cuba, serie que cada viernes ve la luz en su edición impresa. Como indica el mensaje de este proyecto, “el arte y los medios de comunicación siempre han sido expresión de los grandes momentos de la historia y esta no es la excepción”.

Embed

Un llamado por la libertad de Cuba

“Desde que empieza el Movimiento San Isidro comienzo a ver cosas que me llamaron la atención y también la valentía de estas personas en esos sucesos”, explicó Villamil a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Inspirado en esa situación, hizo una pieza titulada “MSI”, donde incluyó una representación de Liborio, “un personaje que nació en la República y representa al pueblo”. Este “lleva en la mano un plato, al lado de una niña que lleva una banderita con su mamá, y el busto de José Martí en una carretilla”.

Al seguir describiendo esa obra, señaló a un barbudo en muletas, que representa al régimen cubano, que “está obsoleto”, y recalcó que “necesitamos escuchar la voz de gente joven con necesidades de futuro. Es necesario abrir esa jaula ya”.

“El 11 de julio la candela se forma en San Antonio de los Baños, mi pueblo natal. Estaba emocionadísimo haciendo una obra, y agarro un poco de pintura roja y pongo ‘Patria y Vida’ en medio de la obra. Fue muy emocionante”, dijo el artista, que suma más de tres décadas de experiencia en la plástica.

A partir de ese momento, movido por el amor a su tierra, y con las herramientas que domina, los pinceles, comenzó a “hacer una denuncia con la pintura, con la memoria gráfica, y así una pieza llevó a la otra”.

“No puedo hacer otra cosa, yo soy como los pinceles, la herramienta para poner el grito o el reclamo frente a los ojos de las personas. El arte siempre ha sido un arma fundamental. Cuando el bombardeo de la ciudad de Guernica estaba Pablo Picasso representando una obra magistral, muy fuerte, haciendo sus denuncias con los pinceles, las herramientas de uno”, subrayó el pintor, que aborda la condición humana en sus piezas.

En el calor de los acontecimientos que siguen sacudiendo a la isla, Villamil insiste en la necesidad de alzar la voz y hacer que el mensaje por una Cuba sin dictadura llegue a todas partes.

“Lo que está sucediendo en Cuba es algo muy fuerte. No se puede callar, hay que seguir. Hay personas que están siendo maltratadas por solamente pensar diferente, es algo extremadamente increíble”, denunció, al tiempo que manifestó su voluntad de seguir “pintando y denunciando los atropellos a través del color”.

“Este es el sentir mío y estoy seguro que el sentir de muchísimos artistas ahora mismo”, aseguró. “No tengo la dicha de hablar bonito, pero tengo la dicha de representar el grito a través de otra manifestación. Y es un solo idioma, porque un americano, un chino, puede entender la pieza”.

“Queremos hacer una exhibición con cada original y cada portada del Diario. Incluso en vallas grandes”, adelantó el artista sobre el proyecto, que tendría unas 20 piezas con un tamaño aproximado de 12 x 16 pulgadas, un formato que resulta más cómodo para mover las obras, en caso de realizarse una muestra itinerante.

Es por eso que ha llamado a Washington y contactó a la oficina del senador Marco Rubio, “para reunirnos y hablar más sobre el proyecto. Queremos llevarlo a la vista de más personas. Que el arte sea otra vez ese fuerte golpe que llegue a todas las personas. Estoy seguro de que vamos a llegar a una Cuba libre”.

Villamil comenzó a pintar desde niño en San Antonio de los Baños —“un pueblo mágico, que lo rodea un río maravilloso”— gracias a la influencia de su padre, Francisco ‘Pancho’ Villamil, y del profesor de pintura Rubén Suárez Quidiello.

Ha recibido numerosos reconocimientos por su trabajo y sus obras se han expuesto en varios países del mundo. Cuenta con su estudio y galería en el sur de Florida.

El pintor define su trabajo como un conjunto de estilos “de todo un poco: barroco, surrealismo, expresionismo, impresionismo, pinceladas postimpresionistas, fauvismo, surrealismo. A veces le digo ‘expresionismo bridge’, una conjugación del español y el inglés, como es el sur de Florida. Yo disfruto el proceso, me olvido de todas esas cosas”.

Embed

Diario Las Américas y Fredy Villamil se suman a esta convocatoria por #SOSCuba, en la que se invita a participar todo aquel que se sienta comprometido.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.77%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.68%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.55%
31411 votos

Las Más Leídas