MIAMI.- Rodeados por los familiares de las 17 victimas de la masacre en la secundaria Marjorie Stoneman Douglas, el gobernador de Florida Rick Scott firmó la ley que destina $400 millones para la seguridad en las escuelas y el incremento en recursos para tener más consejeros y profesionales en salud mental en los establecimientos educativos.

Scott reconoció que la ley cumple con los puntos que había establecido para tratar de evitar una nueva matanza como la sucedida en el colegio localizado en la ciudad de Parkland, en el condado Broward.

La legislación aprobada fue el resultado de una intenso debate político, protagonizado por los estudiantes sobrevivientes de la acción cometida por el confeso asesino, Nikolas Cruz, el pasado 14 de febrero, los padres de familia, organizaciones sociales y la Asociación Nacional del Rifle, y sus aliados en el Parlamento estatal.

En el Senado esta ley, que lleva el nombre de la institución escolar escenario de la tragedia, fue aprobado por una precaria mayoría, después de un intenso debate en el que los demócratas buscaron prohibir las armas de asalto sin éxito.

La Cámara incluyó una enmienda en la que se estableció que los profesores de tiempo completo dedicados a dictar clase en un aula, no podían participar en el programa de "guardianes escolares" que busca armar a personal de las escuelas.

Scott enfatizó en que ese programa era voluntario y dependía, además, de la aprobación previa del alguacil del condado, de la junta escolar y del superintendente. El gobernador anunció que le había pedido al Congreso estatal que diera más presupuesto para contratar y equipar más policías para los planteles educativos.

También señaló Scott que la ley incluía darle autoridad a la Policía para decomisar armas cuando viera que su portador estaba en serio riesgo de hacerse daño a sí mismo o a otras personas. Asímismo mencionó la prohibición de los "bump stocks", un adaptador que peremite que rifles semiautomáticos se conviertan en automáticos con más potencia de fuego.

La ley de seguridad en las escuelas Marjorie Stoneman Douglas sube la edad de 18 a 21 años para poder adquirir un arma.

Cabe anotar que los distritos escolares de los condados más grandes del Estado expresaron su rechazo a implementar el programa de guardianes escolares. Eso equivale a un 60% de las escuelas.

Los condados más pequeños, con presupuestos muy limitados para sus distritos escolares, podrían ser los que sí pusieran en práctica el armar a personal dentro de las escuelas.

El gobernador exaltó el trabajo bipartidista y de los presidentes de las dos cámaras para lograr sacar adelante una ley que representa el primer esfuerzo, en más de veinte años, de limitar de alguna manera la posesión de armas.

Por razones diametralmente distintas, la Asociacion Nacional del Rifle (NRA) estuvo en contra de esta ley, al igual que la mayoría de los demócratas y algunos republicanos.

La NRA consideró que esa iniciativa legislativa ponía límites al ejercicio de la Segunda Enmienda, que establecer el derecho a la adquisición y porte de armas. Demócratas y republicanos opositores

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas