MIAMI.- El huracán Ida, que llegó a ser fuerte categoría 4, es ahora una simple depresión tropical, con vientos sostenidos de 35 millas por hora, unos 56 kilómetros por hora, mientras transita rumbo norestei.

Ida tocó tierra estadounidense en el estado de Luisiana con vientos sostenidos de 150 mph, unos 241 km/h, solo cinco millas por hora menos que Andrew, cuando destruyó el sur de Miami en 1992.

Te puede interesar

Acorde con el informe del Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, la poderosa tormenta Ida entró en Luisiana por una zona rural, pantanosa, poco poblada, donde se encuentra la localidad de Golden Meadow con unos 2.000 habitantes.

Imágenes procedentes de la zona muestran árboles y tendidos eléctricos derribados, así como daños materiales a techos de y edificaciones de madera, típicas de la zona.

El poderoso vórtice pasó a 40 millas al oeste de Nueva Orleans.

Más de un millón de personas, incluyendo la ciudad de Nueva Orleans, perdieron el fluido eléctrico, entretanto la firma proveedora de electricidad trabaja para restablecer el servicio.

Entretanto, Ida continúa su ruta en dirección norte noreste norte noroeste, a medida que pierde la intensidad de los vientos.

Dos días antes, Ida traspasó el extremo occidental de Cuba, específicamente la provincia de Pinar de Río, después de pasar por Isla de Pinos, con vientos sostenidos de 80 mph, unos 128 km/h.

En ambos lugares, según informan residentes de la isla, el huracán ocasionó daños a cultivos, tendido eléctricos, árboles y viviendas.

Ida entró a Pinar del Río por un lugar cercano a Playas las Tunas y continuó su ruta al este de la ciudad capital de la demarcación, así como el Valle de Viñales y salió al mar por el oeste de Puerto Esperanza.

Embed

Otras dos tormentas

Por otra parte, en el Atlántico norte, lejos de tierra, la depresión tropical número 11 es ahora tormenta tropical Julián, con vientos sostenidos de 60 mph, unos 95 km/h, y aunque no representa peligro para Estados Unidos sí podría llevar lluvias a las islas Azores, territorio de Portugal.

Asimismo, la depresión tropical número 10, situada al este del extremo superior del arco de las Antillas Menores, con vientos sostenidos de 35 mph, unos 55 km/h, continuará su curso hacia el Atlántico norte.

La existencia de tres fenómenos ciclónicos recuerda que estamos en la etapa más ajetreada de la temporada, lo que preocupa a todos, aunque ninguno represente peligro para el sur de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, exhorta a estar informados y preparados para afrontar cualquier eventualidad.

Más intenso

La temporada ciclónica normalmente ocurre desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre, con un agudo aumento de la actividad desde finales de agosto hasta septiembre.

De hecho, el 10 de septiembre es considerado el día pico de la temporada ciclónica.

En una temporada promedio, habría seis tormentas tropicales, dos huracanes y un huracán mayor. Este año, sumamos ya 10 tormentas tropicales, cuatro huracanes con dos de mayor intensidad, y eso significa que estamos por encima de la media histórica.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.39%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
53339 votos

Las Más Leídas