miércoles 3  de  julio 2024
REALIZADORES DE SUEÑOS

Jorge Raad, presidente de Las Mercedes Medical Centers, conoce del sacrificio que antecede al éxito

Nacido en Puerto Padre, en el oriente de Cuba, llegó al mundo de la medicina cuando descubrió su vocación servir y ayudar

Diario las Américas | YOANDY CASTAÑEDA LORENZO
Por YOANDY CASTAÑEDA LORENZO

MIAMI.- “Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios”, dijo Simón Bolívar. La dureza de las pruebas, el tamaño de los obstáculos y el tiempo invertido, son variables que condicionan inexorablemente el sabor en los labios, tras cada meta cumplida, cada victoria, cada sueño convertido en realidad. Esa parece ser la historia, de Jorge Raad, presidente de Las Mercedes Medical Centers. Conocer que, para alcanzar la cima, primero debes subir la montaña. Ese camino difícil, aunque gratificante, reservado para quienes no dejan que las piedras o adversidades hagan mella en su voluntad.

Original de Puerto Padre, municipio ubicado en la oriental provincia de Las Tunas, en Cuba, Raad conserva los recuerdos de una infancia “muy bonita con mis padres y mis abuelos. Es un pueblo chiquito y todos vivíamos cerca. Casi todas las noches nos reuníamos, hablábamos, compartíamos y tomábamos el cafecito antes de dormir”. Cada instante en la ciudad portuaria, las vivencias, desarrollaron los valores de Raad y fortalecieron sus conceptos éticos.

“Nunca tuve una vocación específica – confiesa Raad en entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMERICAS. Les dedicaba más tiempo a los deportes. De hecho, practicaba “lucha grecorromana” (modalidad olímpica donde los oponentes se miden en una batalla utilizando solo las armas de la cintura hacia arriba). Te sorprenderías al saber que en mi pueblo había una tradición muy buena y tuvimos varios campeones nacionales de la modalidad – dice entre el orgullo y la suspicacia - Pero ya en la escuela secundaria, me decidí a estudiar medicina y nació ese sentido de ayudar a las personas, de estar involucrado en la salud y el bienestar”.

Asido a sus planes, Raad estudió medicina en la Facultad de Ciencias Médicas de Las Tunas.

Viacrucis del inmigrante

“En el momento de migrar yo estaba haciendo la especialidad de ginecobstetricia en el hospital de Puerto Padre. Me sentía asfixiado por las limitaciones del sistema, no había nada que pudiera hacer. No podía estar más en Cuba y lo hice, me fui antes del comienzo de la crisis de los balseros” – rememora, mientras trata de revivir cada detalle.

“Yo tenía 27 años y mi esposa 25. La persona que nos vendió el barco nos decía que podíamos venir hasta 10 personas y yo me preguntaba por qué él quiere ponerle un tope. ¿Acaso si yo compro el barco no puede ir la cantidad de personas que yo quiera? Yo le dije a mi esposa que íbamos a venir en un yate. Cuando llegamos a la costa era un barquito de 18 pies donde prácticamente no cabíamos. Si nos hubiésemos pasado, nos hubiésemos hundido”

El estrecho de la Florida se ha convertido en una especie de corredor, o de la muerte o de la felicidad para incontables cubanos que se han arrojado al mar. La oscuridad que parece eterna, las vicisitudes, los peligros…

“Es algo que uno hace por desesperación y desconocimiento – sentencia Raad - yo salí de la playa La Herradura en esa precaria embarcación. Teníamos un patrón de barco que después reconoció que no sabía nada, que nunca había navegado y había dicho que sí para poder tener su cupo en la travesía. Tuvimos suerte que nos rescataran unos pescadores en Bahamas”

Al llegar a EEUU “trabajé en restaurantes, factoría, dulcería, cuidaba a una persona mayor en las noches. Imagina, entre mi esposa y yo teníamos 5 empleos. Traté de hacer trabajos en sitios que tenían que ver con la salud a ver si me abría puertas. Hasta que comencé en una agencia de enfermería en el 1995 de Home Health que me enseñó mucho y allí estuve hasta que decidí irme por mi cuenta y comencé una empresa propia”

Nacimiento de un sueño

“En el 2004 decido comprar la primera clínica Las Mercedes que había sido fundada el 24 de septiembre de 1971”, sostiene Raad.

No obstante, el punto de inflexión o explosión llegó en 2010 cuando “Me uno con Marlon Muñoz que tenía experiencia de HMO y este tipo de centros médicos y surge Las Mercedes Medical Centers”.

Raad dijo a DIARIO LAS AMERICAS que “la idea era crear dos o tres centros médicos, pero el servicio la excelencia y el acercamiento a las personas de la tercera edad” a quienes ven como familia, como los padres o abuelos; definió la expansión del proyecto.

“Nos pedían a otras áreas. Hoy tenemos siete centros en Miami-Dade, tres en el condado Broward con un cuarto en camino que se inaugurará muy pronto en la ciudad de Hollywood”

El secreto está en las facilidades, en la convergencia de las distintas soluciones integrales a las necesidades del paciente. “Hemos incorporado a todas las especialidades, rehabilitación, óptica, dental, y muchos otros. En Clínica las Mercedes somos muy celosos con quienes trabajan con nosotros, hacemos fuerza por brindar entrenamiento y capacitación constantes – enfatiza Raad y subraya el valor de las relaciones entre profesionales y la comunidad. Las personas que vienen ver a un médico no vienen porque van a comprar algo u obtener placer; vienen porque tienen problemas de salud, y definidamente nosotros tenemos que estar preparados para tratarlos con respeto y cariño y darles un servicio de excelencia”

“Debo reconocer que en este crecimiento mi esposa tiene un papel muy importante, ella nos ayudó en las labores administrativas, las licencias y el soporte. Siempre estuvo ahí y déjame decir que es un trabajo de 24/7. Nunca descansas, a cualquier hora recibes llamadas en asuntos que tienes que involucrarte, la familia es primordial” destaca Raad y en el orgullo de sus cuatro hijos (Dos varones y dos hembras) deposita el mayor de los consejos a quienes llegan a EEUU.

“Hay oportunidades de estudiar, de crecer, este país es lo mas grande que existe. Supérense lo más que se puedan. No te desanimes, siempre habrá una luz al final del túnel”.

Con cinco décadas de existencia, los profesionales de Las Mercedes Medical Centers, guiados por el liderazgo de Raad, se precian de entregarles a los pacientes lo más preciado que un ser humano espera de otro, el tiempo. Es decir, los médicos y el personal de salud de esta institución, emplean el espacio de tiempo requerido, según la necesidad de quien esté siendo atendido.

Y como se enfocan en un desempeño integral, además de medicina preventiva y el seguimiento a padecimientos crónicos, también los servicios de Las Mercedes se extienden a facilitar y proveer el bienestar social de los adultos mayores que tienen el privilegio de ser atendidos en su red de centros.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar