MIAMI.- Sin mucha diferencia de opiniones, la Junta Escolar de Miami-Dade aprobó pedir al electorado del condado un incremento del impuesto a la propiedad, para básicamente aumentar el salario de los maestros, aunque también reservaría una pequeña parte para los programas de seguridad en las escuelas.

De esta manera, el electorado de Miami-Dade tendrá la última palabra, el 6 de noviembre, sobre un incremento de .75 a la carga fiscal sobre la propiedad para mejorar el salario de los maestros.

De hecho, la propuesta fue presentada por el superintendente de escuelas públicas Alberto M. Carvalho, quien pidió un aumento del amillaramiento de .75 “para mejorar los salarios de los maestros, la seguridad de las escuelas y otras innovaciones”.

El superintendente realizó una exhaustiva exposición de los logros adquiridos por los maestros y lo que considera “insuficiente remuneración”, luego de que el Distrito Escolar de Miami-Dade obtuvo por primera vez en su historia la calificación A, cuando ninguna escuela fue desaprobada con la indeseada letra F.

"Los maestros en Miami-Dade afrontan un costo de vida 8% superior al resto de estado, cuando tienen que pagar vivienda, seguro médico y alimentación", declaró Carvalho.

Sin embargo, el apéndice “otras innovaciones” fue claramente el primer cuestionamiento de varios miembros de la Junta Escolar, especialmente Mari Tere Roja, quienes expusieron “temor” de que la ciudadanía no percibiera “transparencia” en la propuesta y terminara rechazándola.

Steve Gallon III expuso que no se oponía “a cambiar o eliminar ciertas palabras” de la propuesta de Carvalho, que no estuvieran relacionadas con el salario de los maestros, ya que él estaba allí específicamente para defender ese aumento.

Por otra parte, el también miembro del cuerpo directivo escolar Lawrence S. Feldman propuso pedir menos, “tal vez un aumento de .1 para mantener la confianza del pueblo, lo que no pareció agradar a Carvalho y sus seguidores, ya que el Distrito Escolar dejaría de recibir $201 millones de los 232 millones inicialmente estimados.

De cualquier manera, la propuesta de Feldman, sobre “la confianza del pueblo”, caló de alguna manera en algunos miembros de la Junta, luego de que expuso que el pueblo, hace apenas seis años, aprobó un incremento de 0.22, para pagar la deuda adquirida de 1.200 millones de dólares para modernizar y construir nuevas escuelas.

Por otra parte, Marta Pérez, que representa al distrito escolar 8, declaró que “era un día triste porque (la Junta) no había sido capaz de traer más dinero del Estado a Miami-Dade”.

“Sabemos lo difícil que es convencer al estado en Tallahassee y temo que de ahora en adelante nos vean como la solución (a la falta de fondos). Desafortunadamente, no nos han escuchado en Tallahassee”, recalcó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas