@FloresJudith7
jflores@diariolasamericas.com

MIAMI.- El 2017 comenzó con el anuncio del proceso revocatorio contra el alcalde de Sweetwater, Orlando López. Un comité político, denominado Providing Effective Goverment for All Residents, apostó por recaudar firmas del electorado de la municipalidad para presentar una demanda y solicitar, por medio de un referendo, la suspensión del edil, alegando “mala administración”.

Entre los argumentos presentados destacaba que el alcalde, en un periodo de 17 meses (del 6 de julio de 2015 al 16 de noviembre de 2016) no habría asistido a 19 reuniones del cuerpo legislativo municipal.

Bajo estos argumentos, el grupo promotor del revocatorio logró colectar casi el doble de los electores requeridos por la ley, al superar ampliamente el 10% de la lista de votantes del pequeño municipio de apenas 21.000 habitantes y unos 9.500 residentes inscritos para votar.

Días después, el 5 de marzo, López presentó una contrademanda, en la que alegó básicamente que el alcalde de Sweetwater no está obligado a asistir a las reuniones de la Comisión porque la carta constitucional del municipio no lo exige.

López además contrató un detective privado, cuyos honoraros fueron pagados por el edil, y éste descubrió ciertas irregularidades en el proceso de la obtención de firmas, como comentar al electorado que el alcalde “subiría los impuestos a la propiedad”.

El edil se anotó una victoria cuando el juez Rodney Smith desechó la posibilidad de realizar un revocatorio, tras alegar falta de méritos para realizarlo porque, a su juicio, los argumentos presentados por la oposición eran insuficientes.

El comité político apeló el fallo del juez pero la corte de Apelaciones del Tercer Distrito alegó razones similares y otorgó la victoria a López sobre sus adversarios.

Elecciones

En mayo pasado, Sweetwater celebró elecciones para elegir cuatro comisionados. Sorpresivamente Isolina Maroño y José Bergougnain perdieron sus escaños y tuvieron que abandonar el cuerpo legislativo municipal, ante la mirada atónita de quienes los creían invencibles.

De esta manera, cuatro nuevos rostros integran la nueva Comisión: Cecilia Holtz-Alonso, David Barrero, Marco Villanueva y el hijo del exalcalde interino José Díaz, Joniel Díaz.

Esta jornada electoral en Sweetwater apenas alcanzó la participación de 21,47% de los votantes inscritos.

La mayor sorpresa fue la derrota de Maroño, quien días antes de la elección había sido señalada por supuestamente darle un número de boletas de votación por correos al entonces también candidato a la comisión Saúl Diaz. La investigación no tuvo mayores consecuencias para Maroño ni para Díaz.

Crisis financiera

El aumento de los impuestos a la propiedad, de 2,7 a 4,5 por ciento, durante el periodo fiscal 2016-2017, logró que Sweetwater saliera a flote de la crisis financiera que amenazaba al municipio con una bancarrota, tras escándalos de corrupción y cuatro juicios en cortes, entre el alcalde y la Comisión, en apenas dos años (tres de ellos ganados por el jefe del Ayuntamiento y uno en apelación).

Sin embargo, cuando Sweetwater finalmente logra una leve recuperación económica, otra amenaza acecha al pequeño municipio: la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), exige al municipio el pago de dos millones de dólares, tras alegar que el Ayuntamiento no puede demostrar con documentos el uso de 400.000 dólares que fueron tomados de los fondos de emergencia, entre los años 1999 y 2000.

El alcalde Orlando López admite la falta de documentación que pruebe los gastos y acepta pagar el monto gastado de 400.000 dólares pero no los dos millones, que incluye penalidades y otros asuntos.

López asegura que el Ayuntamiento está apelando la decisión de FEMA y adelanta que, si el resultado de la gestión no es favorable, la alcaldía tendrá que retornar los dos millones con su consecuente impacto negativo en las finanzas del municipio.

Escándalos

Atrás quedaron los escándalos de las malas relaciones que significaron a la mayoría de los comisionados y el alcalde de Sweetwater durante el año 2016. Un cuerpo legislativo renovado facilitó el trabajo entre ellos, al menos ante los ojos de la opinión pública.

El Departamento de Policía recibió la acreditación de la Commission for Florida Law Enforcement Accreditation (CFA) por primera vez en su historia, lo que sin duda resultó un gran paso de avance para el cuerpo policíaco municipal, luego de reiteradas irregularidades.

De hecho, el alcalde López reconoció que el municipio que dirige corría el riesgo de perder la credencial que valora el cuerpo policíaco, debido a los escándalos de corrupción en que se vio involucrado ese departamento en los últimos tres años. Ante esta situación, el cuerpo policíaco fue investigado por la fuerza estatal FDLA y varios de sus agentes fueron despedidos.

Reelección

Para concluir el año, que muchos califican de productivo para el municipio de Sweetwater, el alcalde López, rodeado de simpatizantes y adversarios, anunció que se postulará para retener el cargo en las elecciones anunciadas para mayo de 2019.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas