MIAMI.- La tormenta tropical Beryl se disipó este domingo junto antes de llegar a las Antillas Menores, aunque el fenómeno sigue manteniendo vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 km/h), informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en ingles), de EEUU.

En su boletín de las 17:00, hora del Este de los EEUU, el NHC afirma que el remanente de Beryl sigue dirigiéndose a las Islas de Barlovento a 26 millas por hora (43 km/h) y advierte de que podría volver a recuperarse a lo largo de la semana.

Ante la dispersión de este fenómeno, los gobiernos de estas islas retiraron la alerta por tormenta tropical, aunque el de Barbados la mantuvo, aunque reduciendo su nivel.

Con todo, los restos de Beryl seguirán desplazándose hacia el oeste-noroeste en una dirección que se espera que continúe hasta el lunes, cuando podrían pasar cerca o al sur de las Islas Vírgenes y Puerto Rico.

El NHC espera que las condiciones ambientales se vuelvan propicias para la regeneración de un ciclón tropical en unos días cuando los remanentes de Beryl se muevan a través de las Bahamas y el Atlántico occidental.

Los vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 45 millas (75 km) desde el centro de un fenómeno que generará fuertes vientos esta noche principalmente en Dominica y Guadalupe y el lunes en las Islas Vírgenes y Puerto Rico.

Los expertos del NHC, con sede en Miami, anticipan que Beryl todavía podría dejar acumulaciones de lluvia de 2 a 3 pulgadas (entre 32 y 48 centímetros cúbicos) en las Islas de Sotavento, Puerto Rico y Islas Vírgenes, con cantidades localmente más altas, que podrían alcanzar hasta las 5 pulgadas (82 centímetros cúbicos).

Más al norte, frente a la costa de Carolina del Norte, Chris se fortaleció en las últimas horas y y tiene vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 km/h).

Los meteorólogos indicaron que se prevé que Chris, cuyos poderosos vientos se sienten hasta 60 millas (95 kilómetros) desde su centro, se convierta en huracán este lunes y que siga creciendo posteriormente.

El pronóstico apunta a que, tras permanecer lejos de la costa de Carolina del Norte –actualmente está a 180 millas (290 km) al sursureste de cabo Hatteras–, tomará el martes rumbo noreste para bordear EEUU y Canadá mientras se debilita al entrar en contacto con aguas más frías.

Mientras tanto, sus vientos podrían generar fuerte oleaje en la costa de Carolina del Norte y el estados del Atlántico medio a principios de la próxima semana.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas