jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Cada 1 de junio comienza la temporada ciclónica y aunque el año pasado fuimos muy afortunados, al no tener ninguna tormenta tropical importante en nuestra zona, es hora de estar preparados para cualquier eventualidad.

Te puede interesar

De hecho, la experiencia demuestra que podemos disminuir los daños materiales y evitar la pérdida de vidas humanas si tomamos medidas preventivas, como asegurar los bienes, almacenar alimentos y seguir las instrucciones del cuerpo de emergencias del estado o la ciudad.

Hace apenas unos días, la autoridad nacional de asuntos atmosféricos y oceánicos NOAA anunció que prevé una temporada ciclónica “casi normal” con la formación de entre 9 y 15 tormentas tropicales, que podrían merodear por la costa este del país, el mar Caribe o el Golfo de México, de las cuales entre 4 y 8 podrían ser huracanes.

Embed

De eso precisamente trató el llamado público de la alcaldía de Miami-Dade, presidida por Carlos Giménez, cuando publicó la guía de consejos, de 34 páginas, aunque solamente una de ellas es redactada en español y otra en creole, que enumera qué hacer, antes y después de la tormenta.

Si no recibió el manual de consejos en casa, puede dirigirse al portal MiamiDade.gov en internet y seleccionar la casilla Hurricane Guide, donde podrá encontrar la versión completa en español.

De cualquier manera, puede llamar al 305 468 5400 o acudir a la oficina de su comisionado condal para solicitar una copia impresa.

Preparación básica

Para estar preparados, DIARIO LAS AMÉRICAS consultó la guía condal y tuvo en cuenta la experiencia de los años transcurridos para saber que “más vale prevenir que lamentar”. Es una sabia afirmación que ayuda a enfrentar las adversidades de los fuertes vientos y las inundaciones que puede generar el ciclón.

  • Como primer consejo, las autoridades federal y estatal aconsejan apostar por un seguro de vivienda que sea capaz de afrontar los daños materiales.

Si tenemos en cuenta el alto costo del seguro de la propiedad, un asunto que el Gobierno estatal de la Florida no ha logrado mejorar, habría que disminuir al menos la posibilidad de sufrir daños materiales para evitar la indeseada reclamación y el subsiguiente aumento de las primas.

Según un estudio de la firma financiera Value Penguin, la media a pagar por seguro de vivienda en Miami-Dade asciende a 5.298 dólares al año, unos 2.417 dólares más que el resto del estado.

Esto significa que hoy pagamos seis veces más que hace 27 años, cuando el huracán Andrew puso en jaque a todo Miami-Dade y azotó el sur del condado.

A esta fecha, al comienzo de la temporada ciclónica, debería estar tener la póliza de seguro en regla.

No obstante, aún está a tiempo si no tiene seguro de propiedad. Acuda a un asegurador responsable y pida una cotización acorde a los valores que desee salvaguardar y la capacidad de su bolsillo.

  • Tenga en cuenta que debe proteger sus bienes, la casa, apartamento o negocio. Eso es contar con paneles probados contra huracanes para resguardar ventanas y puertas.

No espere a última hora para cubrir ventanas y puertas con maderas. No sólo son débiles ante la presencia de los vientos, sino, además, podría faltarles a última hora, cuando la avalancha de público acude a los almacenes donde las venden.

  • Trate de eliminar a tiempo las ramas de los árboles que podrían causar daños a su propiedad. Llama a la empresa eléctrica si percibe algunas de ellas alcanzando postes o tendido de alto voltaje.

  • Recuerde, mantenga todos los papeles importantes, documentación y más en un lugar seguro y accesible, que pueda llevar consigo, como pudiera ser una caja de plástico con tapa.

Tenga en cuenta que, en dependencia de las condiciones del tiempo, es probable que se afecten los servicios de autobuses, tren, recogida de basura y reciclaje, así como las operaciones del aeropuerto y el puerto.

Imprescindible

  • Además de proteger sus bienes, sepa que debe tener presente la importancia de acopiar agua, al menos cinco galones por persona para abastecer cinco días.

  • También necesita alimentos duraderos, preferiblemente enlatados, como arroces, carnes y vegetales enlatados, además de pan, galletas y otros productos en latas, para cinco días.

  • No olvide tener dinero en efectivo, al menos 100 dólares por persona, así como suficiente gasolina en el depósito de su vehículo. Recuerde que la ausencia de electricidad dificulta el servicio de gasolineras y cajeros automáticos y podría encontrarse en una difícil situación.

  • Además, tenga a mano un radio portátil para estar informado si falta la electricidad. No pase por alto la necesidad de tener baterías de repuesto, una linterna y una cocina que funcione con gas propano.

  • Tampoco olvide los medicamentos que usualmente toma y los artículos de primeros auxilios, que debe adquirir antes del llamado de alerta para evitar las largas filas en las farmacias.

Otras necesidades

  • Conozca de antemano cuán vulnerable es la zona donde reside ante el avance del mar o las inundaciones que la lluvia podría provocar.

  • Defina cuál es el lugar más seguro en casa para guarecerse del viento, en caso de destrucción.

  • Sepa adónde ir si no se siente seguro en casa. Si no tiene familia o un amigo cercano a dónde acudir, hay refugios muy bien provistos de camas, alimentación y otros auxilios, algunos de ellos habilitados para recibir mascotas y personas con discapacidades físicas.

  • Respecto a los refugios, el Gobierno condal anuncia que se dará prioridad a los residentes previamente registrados para ser asistidos. Llame al número 311 para conocer los detalles y solicitar la inscripción previa.

  • Mientras tanto, manténgase informado por los partes meteorológicos del Centro Nacional de Huracanes y las instrucciones de la autoridad de emergencias en su localidad.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas