MIAMI.- Este martes en la mañana más cerca de 30 profesores, luciendo camisetas que decían #MSDSTRONG, protestaron en las fueras de la secundaria Marjory Stoneman Douglas por la salida de tres subdirectores del colegio y una persona encargada de la seguridad del mismo.

Los cuatro empleados fueron reasignados en otra tareas administrativas después de una reunión de la comisión estatal de investigación que se estableció para saber qué paso y cómo actuaron las autoridades escolares y de policía ante el ataque armado, supuestamente a manos de Nikolas Cruz, sucedido el pasado 14 de febrero, y que dejó 17 muertos: 14 estudiantes y 3 profesores.

Embed

Este martes Cruz tiene cita en la Corte, en Fort Laudardale, en la que se tocarán ciertas mociones de procedimiento. Si el presunto asesino es hallado culpable de la masacre, enfrentará la pena de muerte.

Los abogados del joven –quien era exalumno de la Stoneman Douglas– han planteado que él podría declararse culpable de asesinato e intento de asesinato a cambio de una sentencia de cadena perpetua, pero los fiscales han rechazado esa posibilidad.

Aún no hay una fecha concreta para iniciar el juicio de Cruz, quien también está acusado de un ataque contra un guardia de seguridad en la prisión donde se encuentra detenido sin fianza.

Una de las profesoras de Stoneman Douglas publicó una extensa carta en su cuenta en Twitter, en la que se queja de que “se les ha dado muy poco apoyo emocional a los estudiantes [de ese colegio] quienes sufrieron una tragedia inenarrable ante los ojos de autoridades escolares y como resultado de sus políticas fracasadas”.

Embed

Predecir el ataque

De acuerdo con la comisión investigadora del ataque, uno de los subdirectores de la escuela, Jeff Morford, reveló que él, en conversación con miembros de la seguridad del plantel educativo, de alguna manera habría predicho el ataque de Cruz al afirmar, en un tono de broma, que este estudiante con problemas podría convertirlo en blanco de sus disparos.

Morford y sus colegas Winfred Porter Jr. y Denise Reed, y Kelvin Greenleaf (miembro del equipo de seguridad del colegio) fueron trasladados a otras posiciones administrativas dentro del distrito escolar del condado Broward.

La comisión de investigación pudo detallar con mucha precisión qué pasó después de los primeros disparos que se escucharon el 14 de febrero último. Además de demostrar que Morford sabía que Cruz era peligroso, el reporte de dicha comisión también menciona a Porter y Freenleaf.

Porter, según información citada por AP, “contribuyó a que la respuesta de las autoridades fuera más lenta para llegar al tercer piso del edificio 12, donde ya había 10 personas baleadas. Porter inicialmente dijo a la policía que las imágenes que veían de una cámara de seguridad eran en vivo, cuando en realidad se habían grabado hacía 26 minutos. Esas imágenes hicieron pensar que Cruz estaba todavía en el edificio y armado cuando, en realidad, ya había logrado salir. Esto causó que los oficiales quedaran desmovilizados en lugar de avanzar al tercer piso y poder atender a los heridos”.

El reporte también estableció que Greenleaf, al escuchar los disparos en el edificio 12, no ingresó al mismo sino que se dirigió a otro edificio.

Según AP, Greenleaf estaba con otras dos personas que también han enfrentado críticas severas por su actitud ante el tiroteo: Scot Peterson, el oficial de la oficina del alguacil de Broward quien, según se supo, se escondió por cerca de una hora en lugar de enfrentar a Cruz, y el vigilante del colegio, Andrew Medina, quien fue el primero en ver al joven atacante y en identificar que cargaba un estuche para rifles y, sin embargo, no activó los protocolos de seguridad, como evitar que los estudiantes dejaran sus aulas y el llamado código rojo.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas