MIAMI.- La Ciudad de Miami, al igual que otras municipalidades, apuesta por subvencionar en parte a residentes y dueños de pequeños negocios para paliar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria de coronavirus.

Así lo confirmó el alcalde Francis Suárez, quien anunció que el Gobierno municipal cuenta con 2.2 millones de dólares provenientes del fondo federal, con lo que procurará “aliviar las cargas de alquiler” ante la pérdida de entradas.

Te puede interesar

De esta manera, según el acuerdo adoptado por la Comisión, “quienes residan en la jurisdicción de City of Miami pueden optar por la subvención si tienen un ingreso igual o inferior al 60% del ingreso medio del área antes de perder el trabajo”.

En otras palabras, si es solo y gana 38.400 o menos puede pedir la ayuda. Si es una familia de cuatro miembros y perciben 54.840 o menos, también puede pedir la ayuda.

Además, debe demostrar con algún documento que perdió el empleo durante la orden de emergencia y como resultado de la pandemia.

El monto de la ayuda sería pagado directamente al dueño de la vivienda y serán otorgados “hasta que se agote el fondo disponible”.

“Lo mejor es intentarlo. No pierde nada con intentarlo”, recomendó el contador público Frank Ramos, propietario de Ramos CPA Services, en Miami, que recomienda consultar el portal miamigov.com para conocer los detalles.

Suárez subrayó que la ayuda está destinada a “residentes de Miami, para ayudarlos a pagar el alquiler y sus facturas de teléfono y electricidad".

Asimismo, el Gobierno de la Ciudad de Miami aprobó la distribución de un millón de dólares para mantener a las pequeñas empresas a flote durante la pandemia de coronavirus.

De hecho, el paquete de ayuda fue aprobado por unanimidad “para proveer asistencia financiera para sobrevivir la crisis sanitaria y la recesión económica provocada por la pandemia de COVID-19”.

En efecto, el comisionado Ken Russell, que presentó una parte del programa, calificó el plan de "gran victoria para las pequeñas empresas en Miami".

De la suma del millón dólares, 400.000 serían destinados a las empresas más pequeñas para pagar salarios, alquileres y otras facturas.

El resto del dinero, 600.000 dólares, serán otorgados en forma de préstamos, independientemente de la cantidad de empleados. Los préstamos que van desde 5.000 a 20.000 dólares estarán disponibles para cubrir el pago de salarios, alquileres o hipotecas, servicios públicos y pagos de seguros.

No obstante, los préstamos podrían convertirse en subvenciones que no tiene que pagar si la crisis de empleos continúa durante al menos un año y al menos la mitad de los trabajos que se crean o mantienen son ocupados por trabajadores de ingresos bajos y moderados.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas