dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Miami Beach ha sido siempre un paraíso cálido para huir de la nieve y las bajas temperaturas que golpean a otros estados de la unión estadounidense. Un lugar que ofrece sol, brisa, mar, playa y espacios para el disfrute personal o familiar. Nada mejor para salir de la rutina diaria y dejarse envolver por la magia del Caribe.

Te puede interesar

Pero este 2021 una multitud de turistas estadounidenses que se volcaron en el Spring Break a la pequeña isla balneario, ilusionados con el entonces anunciado fin de la pandemia, era tan incontrolable que las autoridades locales se vieron abocadas a imponer un toque de queda para evitar desmanes y hechos que lamentar.

Durante las próximas 72 horas, los visitantes debían abandonar las calles y los restaurantes cerrar sus puertas a las 8:00 pm en las principales calles de South Beach, el epicentro de la fiesta de Miami Beach, pero no fue así.

Días más tarde, las medidas adoptadas por el ayuntamiento fueron extendidas hasta el final de la primavera cuando se registraron enfrentamientos entre visitantes y policías en calles de la localidad.

Los tres puentes que conectan la isla con tierra firme en Miami estuvieron cerrados al tráfico a partir de las 8:00 pm y solo daban paso a residentes, trabajadores y huéspedes de hoteles.

Más de 1.000 personas fueron arrestadas por diversas razones, según el reporte de la policía municipal.

Incluso, una turista murió luego de que dos jovencitos procedentes de Carolina del Norte supuestamente la drogaron y la violaron en su cuarto de hotel, además de que le habrían robado sus tarjetas bancarias y dinero en efectivo, acorde con la Policía.

Los oficiales que asumieron el caso encontraron a la mujer semidesnuda en una cama.

Propuesta

Los hechos preocupantes en su comunidad condujeron al alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, a proponer 12 medidas concretas para que South Beach se convierta en un centro cultural y de residencia urbana, dejando atrás el conflictivo modelo de ser un distrito de entretenimiento.

“Lo que conocemos como distrito de entretenimiento no está funcionando para nuestra ciudad. Este sello se ha convertido en un reto para la policía y es incoherente con nuestro perfil como destino de arte y cultura”, sostuvo Gelber.

Además de incrementar la vigilancia policial en las áreas residenciales, el edil llamó a implementar un despliegue de tecnología que incluya cámaras y que opere a tiempo real un centro contra el delito.

“Debemos estar mejor preparados para los períodos de mayor afluencia a las áreas turísticas”, expresó el alcalde.

Propuso medidas destinadas a cambiar el código de conducta en los locales, “que deberían eliminar las hookahs, la venta de bebidas alcohólicas en copas de tamaño gigante, y reducir el ruido”.

El alcalde sostiene que a South Beach le urge una reforma en el tipo de licencias de los negocios permitidos para desestimular aquellos que no encajan con su “proyecto cultural”.

Cambios políticos

El alcalde Dan Gelber fue reelecto el pasado 2 de noviembre, cuando los votantes de la ciudad balneario acudieron a las urnas.

Gelber obtuvo el 62% de los votos, seguido por Jean Marie Echemendia, quien logró un poco más del 26%.

Dos semanas después, los electores escogieron también en la Comisión a Kristen Rosen González y Alex Fernández.

González recuperó el asiento después de haber renunciado hace tres años para optar por la candidatura demócrata al Congreso de la nación.

Fernández fue elegido al cuerpo municipal con 59.25% de los votos, frente a Stephen Cohen que obtuvo 40.75% de los sufragios, en unas elecciones a las que apenas asistió el 10.23% de los votantes.

Las elecciones de segunda vuelta fueron realizadas después de que ninguno de los candidatos a la Comisión superara la cifra de 50% de votos que exige la ley, durante la jornada del 2 de noviembre.

Venta de bebidas

La última ronda de tragos será servida tres horas antes del horario que se había establecido en Miami Beach, luego de que mayoría del electorado, cansado de la inseguridad nocturna, votó a favor de adelantar el límite que era hasta las 5:00 am para la venta de alcohol.

Un referendo se llevó a cabo también el 2 de noviembre en respuesta a las multitudes cada vez más ruidosas y el mayor consumo de alcohol en vías públicas en el distrito de diversión de South Beach, en donde durante años ha habido tensiones ya que las fiestas pasaron de unos cuantos fines de semana a todo el año.

Previo a la consulta popular, tuvieron lugar una serie de protestas frente a la alcaldía de la ciudad en las que participaron dueños de negocios y empleados que se oponían a esa medida.

Vacunación a turistas

Las primeras vacunas aprobadas contra el COVID en EEUU motivaron a grupos de turistas de diferentes países a buscar lugares en dónde aplicarse el fármaco, y uno de esos sitios fue Miami Beach.

María viajó desde Honduras junto a sus padres, mientras que Blanca lo hizo desde México. Como ellas, decenas de turistas latinoamericanos se vacunaron en la playa de Miami Beach, en un puesto que inmunizó a los viajeros con la dosis única de J&J.

La cola o fila se extendía sobre la arena bajo el sol del mediodía. Los visitantes se registraban en un sistema por Internet y poco después ya estaban vacunados y sentados bajo un toldo, empapados de sudor y esperando por su carné de vacuna del estado de Florida.

Medios locales reportaron turistas de Ecuador, El Salvador y Venezuela, entre otros países.

Abuso policial

Cinco policías de Miami Beach enfrentaban cargos de agresión asociados con un procedimiento de arresto de dos hombres en un hotel de esa municipalidad a finales de julio, anunció la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez-Rundle.

La fiscal explicó que los cargos por delitos menores de primer grado involucran al sargento José Pérez y a los oficiales Kevin Pérez, Robert Sabater, David Rivas y Steven Serrano.

Un video de vigilancia publicado por la oficina de la fiscal muestra al sargento José Pérez, en el Hotel Royal Palm, cuando pateó tres veces a un hombre identificado como Dalonta Crudup, antes de golpear su cabeza contra el suelo, aunque la persona ya estaba esposada.

Fernandez-Rundle, refiriéndose al video, aseguró que el oficial Kevin Pérez también pateó a Crudup, de 24 años, al menos cuatro veces.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
13035 votos

Las Más Leídas