En medio de una crisis sanitaria y económica sin precedentes en la historia reciente de Estados Unidos, la Comisión del condado Miami-Dade aprobó el uso de 12 millones de dólares para ayudar a pequeños negocios y familias de escasos recursos.

La legislación, aprobada por los comisionados e impulsada por Daniela Levine Cava, indica que los dueños de negocios que se inscriban para la ayuda deben tener hasta 25 empleados en nómina o menos. La idea es contener el despido de trabajadores en la situación de crisis actual.

Te puede interesar

Las medidas también benefician a las personas de escasos ingresos. El comisionado Esteban Bovo propuso que durante la coyuntura por el nuevo coronavirus no se le suba el precio de los alquileres de viviendas en el llamado Plan 8.

Los préstamos para las pequeñas empresas serán de hasta un valor máximo de 25.000 dólares, un respaldo necesario debido a que muchos negocios en Miami-Dade no han recibido ningún tipo de contribución federal, estatal o local que les permita mantener sus operaciones y no tener que cerrar definitivamente.

La nueva ayuda, en forma de préstamos, sería perdonada según la cantidad de empleos retenidos para los trabajadores que ganan menos del 80 por ciento del ingreso promedio en Miami-Dade.

La economía en la Florida se basa en los servicios y en el Turismo, dos sectores bastante impactados por la crisis causada por el COVID-19, por lo que el llamado Estado del Sol se encuentran entre los más dañados en todo el país. Ciudades como Hialeah y Miami registran cifras alarmantes de desempleo y se ubican entre las más altas de la nación.

El alza de los precios de muchos productos alimentarios ha afectado sobre todo a las personas de la tercera edad, cuyos únicos ingresos provienen del plan de retiro y de las ayudas suplementarias que ofrece el Seguro Social.

"Vamos a ayudar a 10.000 personas que no han recibido ayuda alimentaria durante la pandemia", dijo la comisionada condal Levine Cava.

Como se esperaba, los beneficios federales y estatales ofrecidos hasta el momento han sido insuficientes respecto a la magnitud de las consecuencias originadas por la pandemia. Durante casi dos meses, millones de negocios en todo el país y decenas de miles en Florida tuvieron que cerrar de forma temporal por las órdenes de confinamiento dictadas por las autoridades a todos los niveles.

Un reciente estudio indica que nacionalmente, más del 40% de las empresas que se vieron forzadas a detener sus operaciones comerciales y de servicios por la pandemia, no volverán a abrir nunca más, lo que agrava la difícil situación de desempleo que se espera llegue al 20%, según el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Las legislaciones aprobadas esta semana por la comisión de Miami-Dade deberán ser firmadas por el alcalde Carlos Giménez. El condado no especificó por el momento, cómo serán implementados estos préstamos ni a dónde las personas deben dirigirse para solicitarlos.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas